-Dirigió a Colombia en los mundiales de Italia 90 y Estados Unidos 94, ¿cuál valora más?

—El del 90, por supuesto.

¿Por qué?

- Todos provenían de poblaciones muy humildes y casi la totalidad jugaba en la liga local. Un día Franz Beckenbauer y Arrigo Sacchi, con quienes tengo gran amistad, me preguntaron:

¿A qué jugadores colombianos vio René Higuita, Freddy Rincón o (Carlos) El Pibe Valderrama jugar en un Mundial? Les respondí que a nadie, porque la primera selección colombiana que asistió a la Copa del Mundo fue la de Chile 62. Entonces ellos me dijeron: “exacto, ustedes están haciendo historia para las siguientes generaciones”.

Y lo hicieron.

•••

Una tarde de octubre de 1983, el ministro de Justicia de Colombia, Rodrigo Lara Bonilla, dio una conferencia de prensa. Probó que el micrófono funcionara y comunicó la noticia:

“Los equipos de fútbol profesional en poder de personas vinculadas al narcotráfico son Atlético Nacional, Millonarios, Santa Fe, Deportivo Independiente Medellín, América de Cali y Deportivo Pereira”.

Prácticamente una tercera parte de la liga colombiana estaba manejado por los carteles de la droga.

Pablo Escobar –el fundador del cartel de Medellín y considerado uno de los narcotraficantes más poderosos de Colombia- manejaba en las sombras al Atlético Nacional. Los lazos de Escobar en el futbol abarcaban arreglos de partidos e incluso forjó una amistad con Higuita. El arquero de la selección colombiana y del Atlético Nacional lo visitaba cuando estaba en prisión. Maturana vio a la distancia esa amistad, puesto que fue el entrenador del club entre 1987 y 1989.

Según un reporte de la cadena BBC, el capo fue responsable de la muerte de, por lo menos, 4 mil personas entre la década de los 80 y 1993, año en el que fue abatido por la policía. En medio de la ola de violencia, la selección colombiana jugó el Mundial del 90.

¿Qué le gustaba de esa selección del 90?

- Su orden en el campo y que nos tratábamos como una familia. Recuerdo que en el vestidor recordábamos los goles, pero nunca felicitábamos al autor de la anotación, sino que todos nos abrazábamos. Pensábamos que gracias a nuestro talento colectivo podíamos jugar cómo lo hacíamos.

¿Qué legado dejó ese plantel?

Cuando me entrevistaban antes del Mundial me preguntaban sobre Pablo Escobar. Conocían a Colombia por la droga y la violencia, pero esa selección le dijo al mundo que el país existía más allá del narcotráfico. La selección mostró cómo vivíamos los colombianos, cómo éramos en realidad: alegres, ordenados y solidarios.

¿Y futbolísticamente?

Que Sacchi y Beckenbauer tenían razón: hicimos historia. Cuando doy ponencias, los futbolistas, los entrenadores y la gente de futbol recuerda a esa selección por su juego de posesión de balón. Un día, Ramón Martínez –ex director de la cantera del Real Madrid- me dijo que cuando le anotamos el gol a Alemania fue la primera anotación que festejó que no fuera de España. Lo describió cómo un ejercicio sublime de futbol.

•••

La selección colombiana juega ante Alemania –subcampeona del mundo- el tercer y último juego de la fase de grupos del Mundial de Italia 90. Antes, venció a Emiratos Árabes Unidos y perdió con Yugoslavia. Necesita, mínimo del empate, para mantenerse con vida en el torneo. Las cosas se complican, porque al minuto 89, Pierre Littbarski anota para los alemanes.

La oncena de Maturana parece en la lona.

Alemania vuelve atacar, pero Leonel Álvarez roba el balón por la banda derecha. Éste se la pasa a Luis Carlos Perea, quien encuentra a Valderrama sólo. El Pibe deja que pase Perea, para darle el balón a Rincón. Éste se lo devuelve a Perea, quien se lo deja a Valderrama, que a su vez, le da un pase a Rincón, quien se encuentra mano a mano con el arquero. Rincón define entre las piernas. Golazo.

¿Qué más recuerda de ese partido contra Alemania?

-El valor que tomó esa jugada a la postre. Fuimos la única selección que le empató a Alemania. Jorge Valdano habló conmigo de ese partido. Me dijo que habíamos hecho un gran juego, que no merecíamos perder el encuentro y que la forma en que empatamos dejó marcados a mucha gente.

En octavos de final los elimina Camerún

- Fue la mejor selección camerunesa de la historia. Nos ganaron bien. Ese equipo fue tan bueno que ahí surgió la idea de que cuando los africanos mejoraran su técnica podrían ser campeones del mundo.

A 28 años de ese Mundial, ¿qué reflexión le deja esa selección?

- Que antes de Italia 90, el mundo asociaba a los colombianos con violencia y problemáticas sociales. Ahora nos asocia con futbol.

alain.arenas@eleconomista.mx