Europa se ha convertido en uno de los continentes donde más influencia tiene la alimentación vegana, con ventas en productos para sustituir la carne que alcanzaron los 19,500 millones de dólares en el 2018. El Instituto de Estudios Políticos y Sociales italiano Eurispes, estima que en el 2050 habrá 30 millones de italianos veganos o vegetarianos, mientras que la empresa de comida a domicilio Deliveroo ha incrementado 161% en pedidos la comida vegana en Europa durante el último año.

La elección de los consumidores de omitir de su dieta productos de origen animal es una forma de vida que también tiene eco en el futbol europeo. Incluso, fuentes de Bleacher Report, indican que uno de los principales proyectos a futuro por parte de la UEFA es tener un apartado enfocado en “dietas veganas y especiales”, aunque aún la confederación europea no ha realizado ningún anuncio oficial.

Entre el 2014 y el 2016, fueron constantes las imágenes de Lionel Messi vomitando durante distintos partidos. En una entrevista con una radio argentina, el jugador fue cuestionado sobre qué pasaba con sus problemas estomacales: “No sé, la verdad, pero tenía de todo ahí dentro. Un desorden bárbaro por lo mal que comí durante muchos años”.

El nutriólogo italiano Giuliano Poser, buscó una solución. No volvió vegano a Lionel, aunque basó su dieta en frutas y verduras frescas biológicas, cereales integrales, agua y aceite de oliva; también incluyó pescado y por ello, no se puede considerar vegano. La dieta que el argentino sigue durante el calendario futbolístico, al igual que su compañero de selección y jugador del Manchester City, Sergio Agüero. 

Cada organismo es distinto y cada uno de ellos tiene sus propias necesidades. En ocasiones son necesarias las proteínas que brinda la carne, mientras que otros pueden encontrar la manera de suplirlo con alimentos veganos.

“En mi caso, considero que es a nivel personal, no son buenos los extremos para cumplir los requerimientos de un futbolista, ni exceso de carne, ni no comerla. Aunque tengo dos casos que han adoptado esa alimentación y se sienten bien. Entonces yo los apoyo para que cumplan los niveles de proteína. Pero no funciona igual con todos”, comenta a El Economista, Tania Sandoval, nutrióloga del club León.

Scott Robinson, experto en nutrición en rendimiento de la Asociación Dietética Británica, expone que las dietas veganas proporcionan antioxidantes benéficos, que son útiles para la recuperación después del ejercicio e incluyen alimentos menos procesados, que causan inflamación excesiva del cuerpo.

Una de las causas por la que futbolistas como Héctor Bellerín, quien estuvo 10 meses fuera por lesión o Chris Smalling, que cuenta con 10 lesiones distintas en su carrera, se han pronunciado a favor del veganismo, es porque les ha permitido mayor control sobre el ácido láctico, que implica una mejor recuperación para disminuir fatiga muscular o cansancio.

Tania Sandoval enfatiza que los cambios de alimentación de un futbolista deben de ser graduales y tienen que verificarse constantemente, porque pueden tener repercusiones importantes.

“Son procesos de varios días o meses para aprender a suplir el aporte calórico tan alto que brinda la proteína animal al cuerpo. Porque, de no lograrlo, se empieza a perder músculo, se genera fatiga y el jugador puede ser propenso a lesiones, por no tener el soporte efectivo que significa la proteína para los músculos”.

El Manchester City fue el primer equipo del top 6 de la Premier League en realizar un patrocinio vegano, llamado Nestlé Professional. 

[email protected]