El futbol mexicano no tiene competencia en el continente, al menos en el tema económico y contractual, para los futbolistas. De acuerdo con Enrique Linero Toca, agente de futbolistas reconocido por FIFA, y con Gilberto Hernández Segura, exagente y ahora árbitro del Tribunal Internacional del Deporte que ayuda a jugadores y clubes a concretar trasferencias, la Liga MX es un paraíso al que aspira llegar cualquier elemento sudamericano.

Definitivamente, las condiciones económicas de nuestra Liga (son el atractivo) , aseguró Gilberto Hernández a este diario.

No hay un torneo en nuestro continente que pague mejor que el futbol mexicano. Brasil tiene algunos sueldos Premium igual que Estados Unidos, pero son contados los jugadores franquicia que existen en la MLS. Lo económico lo hace muy atractivo para los sudamericanos .

De acuerdo con Hernández, otro punto importante ha sido la vitrina que es la Liga MX. Nos hemos vuelto un escaparate para los futbolistas que quieren llegar a futbol de más nivel como el mercado europeo .

Sobre este último punto, Enrique Linero coincidió con su colega y asegura que en México vamos en camino de convertir la Liga en una vitrina para exportar jugadores .

Las ventajas sobre otras Ligas

Uno de los factores que tiene en ventaja a México sobre otros países es la profesionalización de los clubes, según explicó Gilberto Hernández.

Hay clubes ya muy profesionales en nuestra Liga. Por mencionarte algunos: Santos, América, Pumas y Cruz Azul son instituciones que tratan muy bien a sus jugadores, que los tienen en un régimen alimenticio, psicológico, familiar muy favorable para que desarrollen sus características y juego de la mejor manera , argumentó.

Otro tema más que atractivo para el futbolista que es traído a la Liga MX son los premios que se ofrecen y entregan, totalmente ajenos a sus salarios. De los siete o cinco mejores clubes son atractivas las propuestas, entonces, el jugador tiene un incentivo real económico para llegar lejos en el torneo , agregó.

La crisis de Europa ha afectado la exportación

No obstante, en el tema de exportación de jugadores se ha tenido en contra, los últimos años, las crisis económicas a nivel internacional.

Los equipos mexicanos compran jugadores en 3 o 4 millones de dólares; para que sea negocio y dejen ir a su talento, el club pide 7 u 8 millones , dijo Linero Toca.

Según el agente, sólo unos cuantos equipos tienen el presupuesto para gastar y, en comparación con años anteriores, los directivos mexicanos ya no dejan salir a préstamo a sus mejores hombres.

El mercado de Europa no compra debido a la crisis, los clubes sólo pueden pagar por un préstamo 100,000 dólares, ningún club mexicano quiere perder , explicó .

Hay clubes con los que cuesta negociar

Gilberto Hernández explicó que en algunas ocasiones es muy complejo negociar con los clubes mexicanos. Es cuestión de directivas. Hay equipos muy complicados, otros son mucho más razonables en sus planteamientos tanto económicos como contractuales. Y hay otros con los que pareciera que seguimos viviendo en los 70 .

México, gran exportador de futbolistas

Pese a todo, nuestro país se ha convertido en un gran exportador de talento. Hace seis meses, Porto compró a Jackson Martínez por 11 millones de dólares, la cifra más alta que un club extranjero ha pagado por un futbolista de la Liga Mexicana. Hasta entonces, Javier Hernández, en el 2010, y Aquivaldo Mosquera, en el 2007, ostentaban el récord como la transferencia más alta del futbol mexicano, con 10 millones de billetes verdes.

Para Linero Toca, la razón por la cual los futbolistas de la Liga Mexicana ahora son más visibles para los clubes europeos es porque los jugadores que han salido de la Liga han respondido; antes, los que se salían regresaban en seis meses .

Quizá por eso, hoy los jugadores están mejor cotizados. Los clubes mexicanos no van a regalar a sus figuras, llegan ofertas por sus jugadores, pero no alcanzan la cifra que los clubes piden.

Los equipos mexicanos no están dispuestos a perder dinero, si los quieren, que paguen , finalizó.