Para Daniel Ortiz, jardinero de los Pericos de Puebla, es importante jugar sin presión, “estar atento a todo, siempre estar temprano, ser disciplinado y ayudar a los compañeros”.

En su primera temporada en la Liga Mexicana de Beisbol se coloca como el segundo jugador con más cuadrangulares (27), que significa la mayor cantidad en la carrera del pelotero originario de Caguas, Puerto Rico. Además, ha aportado una cuarta parte de los homeruns que acumula franquicia.

En su desarrollo como beisbolista, menciona que le ha ayudado acercarse a los jugadores veteranos, tanto en su estancia en Estados Unidos y en Puerto Rico, en la liga invernal.

“Cuando iba a los campos de entrenamiento, iba más suelto. (Debes mostrar) qué eres y no quieras demostrar más de lo que eres, porque ahí es donde pueden pasar muchas cosas. Fui con mi mente tranquila, solamente jugué fuerte y demostré que podía jugar en Grandes Ligas, eso me ayudó mucho”, expresó.

Danny, como también se le conoce al pelotero, sumó 10 temporadas en franquicias de ligas menores (2008-2018). Fue reclutado en la cuerda ronda del draft 2008, por los Twins —firmó por 253,000 dólares. Formó parte de las sucursales de Minnesota, Oakland Athletics, Colorado Rockies, Pittsburgh Pirates y Philadelphia Phillies. Entre las personas con las que se acercó, en su estancia en Minnesota, está Torii Hunter, quien le explicaba ciertas cosas de una forma más sencilla.

El pelotero de 29 años que llegó esta temporada a los Pericos agrega que “cuando vas a Estados Unidos te hacen ser fuerte y cuando te sientan entiendes que tienes que producir, tener una mente fresca. Cuando más presión tienes es cuando las cosas no salen y por eso debes estar tranquilo y confiar en ti mismo”.

“Para que vean que estás jugando fuerte a la pelota. Así me gusta jugar a mí. Traer las carreras disponibles en base, porque se gana por una, el resto es extra”, dijo.

Ortiz fue campeón de la presente edición del Home Run Derby y se impuso a los jugadores que concluyeron en el primer y segundo lugares en dicho departamento, en la primera vuelta del torneo. De acuerdo con palabras de Ortiz, fue la atención a ciertos detalles lo que le permitió hacer la diferencia con los otros beisbolistas.