El entrenador de Suecia, Janne Andersson, se mostró sumamente molesto porque los jugadores de Alemania salieron a festejar la victoria "corriendo hacia nuestro sector, haciendo gestos en nuestras narices".

En el cierre de la segunda jornada por el Grupo F, Toni Kroos sacó un tremendo remate al segundo palo a los 95 minutos para que Alemania sume tres puntos e iguale la línea de Suecia. México lidera la zona con seis unidades.

"Eso no se hace. Uno debe festejar con sus compañeros y dejar a los rivales con su tristeza, uno no debe reaccionar de esa manera.

"Había mucha gente en nuestra banca que estaba realmente irritada, hemos luchado durante 95 minutos (el gol de la victoria alemana llegó en ese momento) y cuando suena el silbatazo final, tienes que saludar e irte", dijo.

"Realmente estaba muy molesto".