En Liga MX se ha convertido en una situación común que los dueños mantengan más de un club en su poder. Grupo Orlegi Deportes está a cargo de Santos Laguna y Atlas; Grupo Caliente de Xolos de Tijuana y Gallos Blancos de Querétaro; además de Grupo Pachuca que tiene a los Tuzos y al Club León.

Entre los clubes de la misma familia  se realizan intercambios de futbolistas. En los mercados de transferencias de invierno del 2020 y verano del 2019 se dieron 17 transacciones entre los seis equipos. Una de las similitudes en la política de fichajes entre dichos equipos es mantener un valor de plantilla similar de los equipos que son propietaros.

Respecto al valor de los planteles con los que cuentan Querétaro y Xolos, hay una diferencia de 1.2 millones de dólares, siendo Gallos el más valioso, equipo que tiene registrado 35 futbolistas, mientras que Tijuana cuenta con 29 jugadores.

En otro grupo propietario: Pachuca, la distancia de valor entre sus equipos también es menor. Los Tuzos están valuados en 51 millones de dólares y León en 45.9 millones. Los equipos en los que más diferencia se encuentra respecto a su valor son los de Grupo Orlegi, el equipo de la laguna supera por 18.9 millones de dólares el valor con el que cuenta el equipo dirigido por Leandro Cufré. La cifra se ve representada en la cantidad de jugadores que pasaron de un club a otro.

Entre préstamos y compras definitivas, cinco futbolistas pasaron de Santos al Atlas, mientras que sólo un jugador cambió al conjunto lagunero por el de Guadalajara.

“La ventaja es que cuentas con una radiografía total del jugador. Su desempeño, estado físico, personalidad, etcétera. Y pasa lo mismo con ellos, que ya conocen las políticas que desarrollamos con los clubes. En lo demás es igual a hacer negocio con cualquier otro club, les tienes que vender un proyecto y ser una opción atractiva”, comenta a El Economista, José Riestra, director de futbol de Grupo Orlegi.

Cuatro de los futbolistas que pasaron de Atlas a Santos, lo hicieron mediante el formato de préstamo, en el que se mantienen las mismas condiciones laborales, sin tener que pagar un monto por su transferencia, dinero que significó ahorrar 10.4 millones de dólares. Aunque en los nuevos contratos se toman en cuenta cuestiones como el aumento de vivir en una ciudad más cara.

La herramienta Expatistan calcula los costos de vida de distintas ciudades del mundo, comparando precios de productos y servicios. Según un cálculo del 2020 por dicha página, vivir en Guadalajara involucra 20,693 pesos mensuales por una persona, mientras que en Torreón, el precio mensual por persona es de 12,874 pesos.

“A los futbolistas cedidos hay ocasiones en que tienen contrato y se les da un diferencial, por ejemplo en el incremento de cambios de ciudad a la que va, se toma en cuenta para hacerles ajustes y brindar apoyo. Aunque ya por méritos deportivos u otras cuestiones, cada club cuenta con su propia política”, expresa Riestra.

El constante trueque de futbolistas también sirve para los equipos con los que cuentan en el Ascenso. Grupo Orlegi es dueño de Tampico Madero, a donde llegaron seis futbolistas de Santos Laguna y Atlas. La similitud entre los fichajes es su juventud. El de mayor edad tiene 24 años, mientras que los otros cinco no pasan de 22.

“Es un tema de desarrollo de jugadores. Tampico Madero busca futbolistas que le aporten cierto talento que hoy no tienen un espacio en primera división”.

[email protected]