Nike y Adidas lideran los rankings de comercialización de marcas deportivas en parte debido a su portafolio de patrocinio de atletas, clubes y la exposición que esto les genera, sin embargo, la diversificación de deportes  patrocinados por Nike le permite tomar ventaja al estar presente en las ligas y eventos más grandes del mundo.

Mientras que Adidas concentra más del 70% de sus patrocinios en el futbol, Nike invierte un 50% de su presupuesto en disciplinas que no son futbol, siendo el baloncesto el segundo deporte más importante al destinarle un 21%. La marca estadounidense cuenta con el patrocinio de tres de las cuatro grandes ligas en Estados Unidos. Con la NFL tiene un acuerdo hasta 2028, con la NBA hasta la temporada 2023-24, y con la MLB hasta 2030.

SportsPro señaló en 2020 que Nike fue la marca deportiva más comercializable en el mundo de acuerdo al nivel de engagement que genera en redes sociales por sí misma y a través de los contratos de patrocinio que sostiene con clubes y atletas.

Entre su cartera de patrocinios individuales se encuentran estrellas del tenis como Rafael Nadal y Naomi Osaka, del golf como Tiger Woods, del futbol como Cristiano Ronaldo y Alex Morgan, la gimnasta Simone Biles, la skater Sky Brown, el futbolista de la NFL Odell Beckham Jr., los basquetbolistas LeBron James, Kevin Durant,  Zion Williamson, entre otros.

Patrocinar de manera individual a los jugadores de la NBA ha sido uno de los grandes negocios de la multinacional.  Un análisis del sitio web hoopshype.com indicó en 2014 que Nike tenía un portafolio de 284 jugadores de la NBA bajo contrato, lo que representaba más del triple de los 77 jugadores respaldados por Adidas; además, Jordan, también propiedad de Nike Inc, tenía 35.

El portal The Undefeated indicó que cerca del 70% de los jugadores usó tenis Nike la temporada pasada, 8% usó Jordan y 11% Adidas.

Cabe señalar que la marca Jordan tiene el contrato más rico en la industria del calzado: Forbes indicó que alcanzaron los 3,140 millones en ingresos en el año fiscal que finalizó en mayo de 2019; 130 millones fueron para Michael Jordan, que ingresó cuatro veces más que LeBron James, el segundo mayor generador de ingresos.

La diversificación de deportes también le ha permitido a Nike atacar a los mercados más importantes del mundo, como el chino. El país asiático tiene 300 millones de personas que practican el baloncesto, según la NBA, por lo que es un mercado crítico para las marcas de calzado.

Forbes indicó que China es un mercado de 7,000 millones para Nike y representó el 40% del crecimiento de las ventas de la compañía en 2018.

fernanda.vazquez@eleconomista.mx