Carlos Peña apareció, con lágrimas en los ojos, en una conferencia de prensa en la que se despidió de León, club con el que llegó al momento más importante de su carrera al ser figura en el bicampeonato del equipo. Ese 8 de diciembre del 2015, su salida a Chivas era el inicio de la mejor época de su vida profesional, pero en realidad comenzó a gestarse el inicio de una caída en un tobogán.

Gullit, en medio del llanto, dijo: “Yo nunca pensé en salir, siempre quise estar aquí y quiero seguir aquí, pero esta decisión es de otros, no fue mía”, dijo ante las cámaras el mediocampista que fue presentado como refuerzo de Cruz Azul.

Carlos llegó sonriente a la Noria. Entró a la sala de prensa con el director deportivo, Eduardo de la Torre, se puso el jersey 18, posó para las fotos y pese a los cuestionamientos sobre su conducta en el pasado y el alto salario que recibirá, procuró tener siempre una mueca sonriente .

¿Si tuvieras que priorizar el motivo de tu regreso a México, sería por el factor económico o deportivo?

“Es una razón deportiva para buscar romper todos los retos que me propongo”, respondió el Gullit, quien a sus 27 años sabe que el valor de su carta ha descendido considerablemente.

De acuerdo con cifras de Transfermarkt, cuando llegó a Chivas, el equipo de Jorge Vergara pagó por él hasta 8 millones de dólares. En junio pasado, antes de emigrar a Europa con Rangers, su precio ya era de 3.3 millones.

•••

Polémicas, noticias de fiestas continuas, de problemas con el alcohol, con su falta de “personalidad” y “carácter” han inundado su carrera, cuando hace cuatro años se le miraba como un posible titular para el Mundial de Brasil 2014.

A pesar de cerrar un ciclo e iniciar otro de una manera poco afortunada, los 37 goles y siete asistencias que registró en siete torneos en León daban argumentos para darle su voto de confianza dentro del plantel del Chivas.

Y sus números en el primer torneo vestido de rojiblanco no fueron malos, con siete balones enviados a las redes, pero, para su mala fortuna, cerró el Clausura 2016 fallando un penal en un Clásico nacional, un disparo que de haber sido bien ejecutado hubiera puesto al Rebaño en semifinales.

“Como exjugador, considero que no tiene en su sangre el ADN para estar en un equipo grande y de tanta trascendencia como el Guadalajara”, opinó Luis Roberto Alves Zague, máximo anotador del club América con 162 tantos.

“Pasa por un tema de carácter”, dijo a este diario Fabián Estay, quien llegó a Toluca en los 90. “A veces las situaciones personales influyen. Él necesita un entorno que lo haga importante. Le falta el último estirón, porque condiciones, tiene”, agregó el especialista de Fox Sports tras tratar de encontrar respuestas de por qué Carlos no logra despegar en su carrera.

Antes de abandonar Guadalajara, Peña se ganó una sanción por llegar con aliento alcohólico a un entrenamiento en marzo del 2016, luego de que siguiera la fiesta tras la boda de su compañero Carlos Salcedo.

“Necesita elegir mejor sus amistades y componer su carrera”, opinó en aquella época Matías Almeyda, DT de Chivas, mientras que Jorge Vergara decidió hablar tras su regreso a León.

“La verdad es que no dio el ancho y no queremos que regrese. Le faltó, por supuesto. Creo que fue la camiseta, el nombre o lo que haya sido, no dio el ancho”, declaró el dueño del club rojiblanco, quien en aquel momento agregó que el mediocampista “tiene que tomar decisiones en su vida, personales y muy importantes que, si no las toma, va a seguir generando problemas”.

Guadalajara invirtió en él para acercarlo con un especialista australiano que había sacado adelante emocionalmente a otros integrantes del club.

Su carrera a la deriva de Peña continuó en su regreso a León en el 2017. En ese torneo de Clausura Carlos marcó apenas dos goles y participó solo en 861 minutos de los 1,530 posibles, cuando en el pasado era inamovible. Además, el futbolista volvió a protagonizar un problema extracancha al estar implicado en un choque sin consecuencias, pero otra vez con aliento alcohólico.

Por eso fue una gran sorpresa su salida al Rangers de Escocia, donde le dio la confianza Pedro Caixinha, quien ahora lo trajo a Cruz Azul. Para su mala fortuna, su rendimiento no se acercó al de sus mejores años con los esmeraldas.

“Estamos apelando a su madurez tras haber pasado por dos temporadas en Chivas, sabemos que en la segunda no le fue bien. En Escocia no es fácil, ya han pasado otros mexicanos y ustedes lo saben”, afirmó Eduardo de la Torre, director deportivo del Cruz Azul, tras montar una defensa para su nuevo futbolista.

Además, Gullit también respondió: “Todo mundo comete errores, vengo con la madurez personal y futbolística para triunfar aquí”.

Gullit disputó 24.4% del tiempo posible en su paso por el Rangers de Escocia, en el que recibió duras críticas por parte de la prensa.

“Carlos Peña ocupó la posición de número 10, pero parecía que no podía correr. El mexicano hacía todo desde el mismo lugar. Básicamente no contribuyó en nada y no parecía valer los 2.5 millones de libras que se pagaron por él”, publicó el diario The Sun, luego de que el Rangers perdiera el Clásico ante el Celtic por 2-0.

A pesar de señalar que el “carácter” ha influido en el desempeño de Carlos, Fabián Estay enfatizó que “no podemos olvidar la calidad que tiene. Si Caixinha lo tiene motivado puede ser un jugador que marque diferencia. Jugadores como él hay pocos en México”.

En Cruz Azul la llegada de Gullit representa una oportunidad, una aceptación de los problemas de conducta del pasado y para él “una nueva etapa que le brinda el club”.