El diestro capitalino Ignacio Garibay intensificó su preparación, de cara a su presentación en la Temporada Grande 2015-2016, en la Plaza de Toros México, donde compartirá cartel con Pedro Gutiérrez Lorenzo, el Capea, y Mario Aguilar, doceavo festejo del serial, en el que se lidiará un encierro de Arroyo Zarco.

Los toreros llevamos una preparación exhaustiva ante compromisos de tanta importancia, se viven momentos de mucho nervio y son normales pues se juega uno mucho y tengo que estar muy concentrado y mentalizado para alcanzar el triunfo. El éxito en la México representa que se te abran muchas puertas, que yo regrese a torear donde tiene años que no lo hago y para eso estoy puesto, he trabajado, entrenado y sólo dependo de algunas cosas que se junten para tener esa tarde triunfal con la que he soñado , comentó.

Dueño de un valor a toda prueba, Garibay recordó lo doloroso que le resultó estar ausente cuatro campañas en La México, los triunfos conseguidos en el serial del 2007-2008 que le dieron vida a mi carrera y aquella tarde que partió plaza al lado de figuras como José Tomás y Humberto Flores, ese 5 de febrero.

En aquel serial, el espigado matador enfrentó a Nunca es Tarde de Barralva. Ese toro fue de los que te dan las dos caras de la moneda, puedes triunfar con ellos, pero al ser toros bravos y de los que te piden el carnet (como decimos los toreros), también te pueden ‘mandar al hule’ como sucedió, pero fue muy importante para mí, pues en ese mano a mano con César Jiménez corté tres orejas, salí triunfador y me llevé mi cate , meditó.

Por último, comentó sobre las cápsulas taurinas que hace para un programa televisivo, en las que dijo que le devuelve a la Fiesta Brava un poco de lo mucho que me ha dado . Los antitaurinos o los que no son aficionados a los toros son así por la mala información o falta de ésta, es importante que las generaciones nuevas vivan desde dentro esos aspectos de la fiesta que solamente conocen los mismos toreros , finalizó.