Florian Thauvin, Santiago Ormeño y David Cabrera van por su revancha en la Liga MX. Los fichajes del verano de Tigres, León y Querétaro, respectivamente, que llegaban con altas expectativas, terminaron entre los más decepcionantes, pues tuvieron problemas para rendir en el último semestre reduciendo drásticamente sus minutos. Sin embargo, el torneo Clausura 2022 muestra una nueva oportunidad de consolidación y servirá para terminar con las dudas sobre el error o acierto en sus transferencias.

En mayo de 2021 Tigres oficializó la llegada del francés Thauvin y aunque su valor de mercado, junto con su rendimiento, ya mostraban una tendencia a la baja, su estatus de campeón del mundo en Rusia 2018 y un valor de 34 millones de dólares maquillaron sus estadísticas hasta ser reconocido como uno de los fichajes más importantes en la historia de la Liga MX.

Entre 2016 y 2019, el francés firmó sus mejores temporadas en la Ligue 1 con hasta 33 participaciones de gol (22 goles y 11 asistencias) en la campaña 2017-18. En 2019 se topó con una constante lesión en el tobillo derecho que lo hizo someterse a una artroscopia y alejarse seis meses de las canchas. Ya recuperado, el extremo logró firmar una campaña 2020-21 positiva al participar en 16 goles con Marsella (ocho tantos y ocho asistencias) y sumar 2,750 minutos en 36 partidos.

Thauvin llegó libre a Tigres, es decir, el conjunto felino no tuvo que pagar una alta suma de dinero al conjunto francés por su transferencia. De acuerdo al administrador de valores de Transfermarkt, Béla Csányi, esto tuvo que ver con una decisión del jugador, pues tenía oportunidad de prolongar su contrato con Marsella.

Sin embargo, el francés de 28 años no tuvo regularidad desde su arribo a la Sultana del Norte, sufrió una lesión en la pretemporada que lo hizo descansar durante algunas prácticas, se perdió los primeros compromisos al participar con su selección en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, se fue expulsado en su debut en la Liga MX y cuando empezaba a adueñarse de un lugar en la alineación, sufrió una lesión que lo marginó varios partidos.

Adaptarse al futbol mexicano ha sido complicado para el fichaje más mediático del verano. Además, una nueva tanda de lesiones le impidieron mostrar su nivel durante el torneo pasado, siendo una de las transferencias que más han quedado a deber de acuerdo a la relación entre su valor y producción, con sólo 354 minutos de juego y un gol en la fase regular y 55 minutos en dos encuentros de Liguilla, también con un gol.

“Puede ser difícil adaptarse al futbol mexicano para los futbolistas europeos. Los viajes entre las diferentes ciudades son más largos y hay gran diferencia entre las alturas de las canchas, algunos equipos juegan a nivel de mar y otros, como los de la capital, a una altura bastante alta. Esos factores no son fáciles para quienes no los conocen”, explicó Csányi.

Su bajo desempeño también provocó la caída de su valor, al término de su primer semestre en México, Transfermarkt lo cotiza en 16 millones de dólares después de haber llegado a valer 34 millones.

Otro jugador que quedó a deberle a la afición dadas las expectativas fue Santiago Ormeño a su llegada al Club León. Según el análisis de Béla Csányi, en el conjunto poblano el juego se desarrollaba más para Ormeño, mientras que en el León se requiere un estilo más de asociación.

“Como lo hace Víctor Dávila, por ejemplo. El juego de Ariel Holan es más de asociación y creo que Ormeño tiene que adaptarse a cambiar su juego un poco, no sólo ser una punta referente en ataque y jugar en poste, lo que tiene que hacer es participar más de manera activa en el juego”.

Desde el Guardianes 2020 y hasta el Clausura 2021, ningún jugador nacido en México tuvo mejores números que Ormeño: 29 partidos de temporada regular y 15 goles, superando los 14 de Henry Martín y los 11 de José Juan Macías. Además, sumó minutos en la Copa América con la selección de Perú. Este desempeño provocó su fichaje por León, por primera vez en su carrera como un refuerzo que atrajo reflectores y generó expectativas.

Si bien en Puebla alcanzó un valor máximo de 4.5 millones de dólares, al finalizar el semestre se devaluó medio millón. Participó en 14 partidos pero sólo fue titular en tres ocasiones y acumuló un total de 382 minutos, sin goles y con una asistencia. El delantero también le atribuyó a su estado físico la baja en su rendimiento y buscaba reencontrarse con el gol.

De acuerdo a datos de Statiskicks, del torneo Clausura al Apertura, Ormeño pasó de 1,555 minutos a sólo 382, de 21 pases clave a únicamente seis, de 20 a 21 remates a puerta, de 142 a 21 duelos ganados, de 82 a 25 pases precisos en el último tercio y de 22 a 4 regates exitosos.

Por otra parte, Querétaro fichó del Necaxa a David Cabrera, junto a otros refuerzos de cara al Apertura 2021. Con los Rayos, el mediocampista era un habitual en las alineaciones, pero en el Querétaro disputó 13 compromisos con solo el 37% de los minutos jugados. Empezó a perder minutos desde la fecha 7, cuando salió de la convocatoria. Su valor cayó de 2 millones de dólares a 1.3.

La carrera de Cabrera ha estado marcada por altibajos, a sus buenos certámenes le seguían “torneos no tan buenos o incluso malos”, como describió el administrador de valores de Transfermarkt, en los que perdió su lugar como titular.

“En el torneo Clausura 2021 se vio que no pudo repetir sus mejores estadísticas (dos goles, cinco asistencias y 1,305 minutos del torneo Guardianes 2020) y ese rendimiento. En Querétaro tampoco sumó demasiados minutos, inició el torneo siendo titular, luego fue revulsivo, no tuvo aportación en los goles y no dio tanta seguridad al mediocentro. La baja en su valor también fue influenciada por el hecho de terminar el torneo como un jugador de cambio en un equipo que fue penúltimo en la tabla”.

En Necaxa, además de contribuir con goles, Cabrera “mostró su seguridad de mediocentro siendo un organizador”, además tuvo buenas cifras en estadísticas como creación de oportunidades, pases largos precisos, pases progresivos, duelos ganados, intercepciones y barridas. De acuerdo a Statiskicks, estuvo entre los cuatro mejores mediocampistas del torneo.

kg