Estimado Saúl “Canelo” Álvarez.

Subirse al ring no es una tarea fácil. Cada round conlleva años de entrenamiento, disciplina, pasión y sobre todo, total constancia.

Requiere portar nervios de acero para sortear los obstáculos, esquivar las críticas, contragolpear la incredulidad y vencer al rival.

Gracias por demostrarnos que los sueños son alcanzables y, que todo es posible con trabajo, dedicación y humildad.

Por todo esto y por lo que viene, felicidades por tu victoria que pone a México en lo más alto.

Gustavo A. Gutiérrez Galindo

CEO & FOUNDER BROXEL

Branded Content

Branded Content es la unidad de contenido comercial de El Economista que da valor a las marcas con contenido que vale la pena leer.