Johannesburgo.-La Federación Internacional de Futbol (FIFA) estimó este jueves, a través de su secretario general, Jérome Valcke, que tiene que ayudar a los colegiados, para lo cual evocó la posibilidad de usar la tecnología y la modificación del actual sistema de arbitraje.

"El juego es tan rápido, el balón va tan rápido, tenemos que ayudarles y tenemos que hacer algo", señaló Valcke en declaraciones a la BBC, aludiendo a los árbitros.

"Los equipos y los jugadores son tan fuertes y rápidos. El juego es diferente y los árbitros son más mayores que todos los jugadores", destacó el secretario general de la FIFA, que ante esta situación de desfase entre futbolistsas y colegiados, evocó como solución el uso de la tecnología.

"El único principio que vamos a discutir es el de la tecnología de la línea de gol", recordó aludiendo a la FIFA, cuando aún no ha terminado un Mundial de de Sudáfrica en el que un colegiado ni su juez de línea no vieron un gol legal del inglés Frank Lampard a Alemania en octavos de final (4-1 victoria germana).

"Estamos hablando de un gol que no lo vio el árbitro y es por ello que estamos hablando de tecnología", apuntó el secretario general del la FIFA, que el próximo otoño (boreal) desvelará un nuevo plan para mejorar el arbitraje.

Con este proyecto en mente, según Valcke, el Mundial de Sudáfrica será el "último bajo el sistema" de arbitraje "actual". Entre las otras ideas que baraja la FIFA, está la de añadir dos asistentes más al colegiado que imparta justicia, algo sobre lo que Valcke se mostró más cauto.

"Veamos si este sistema ayudará al árbitro", si "dándole cuatro ojos más" se le hace más "fácil y cómodo el rendir", entonces "¿Por qué no?", apuntó.

BVC