Gran Bretaña se ha apoderado de la Fórmula 1 desde 2014, cuando un piloto llamado Lewis Hamilton empezó a ganar mundiales sin cesar. Sin embargo, este multicampeón ya tiene 36 años y el futuro de su país en el automovilismo se empieza a decantar por una nueva ilusión: Lando Norris.

Lando es el segundo piloto más joven de la temporada actual con 21 años, solo superado por el debutante japonés Yuki Tsunoda (Alpha Tauri). A pesar de eso, vive su tercer campeonato como titular de Fórmula 1, ya que debutó a los 19.

Representando los colores de la escudería McLaren, Norris subió al podio del Gran Premio de Imola este domingo, ocupando el tercer lugar solo detrás de los experimentados Max Verstappen (Red Bull, primer lugar) y su compatriota Hamilton (Mercedes, segundo).

Este es el segundo podio de su corta carrera, ya que en la temporada 2020 también ganó un tercer lugar en el Gran Premio de Austria, celebrado en julio.

Nueve meses después, Norris se coloca como el tercer mejor piloto de la temporada 2021 con 27 puntos (Hamilton tiene 44 y Verstappen 43), superando a Charles LeClerc (Ferrari, 20 puntos) y a Valtteri Bottas (Mercedes, 16).

Además, después de los Grandes Premios de Bahréin e Imola, la escudería McLaren también se ubica como la tercera mejor de la competencia con 41 puntos, de los cuales el 65% han sido ganados por Norris. Solo Mercedes-Benz (60) y Red Bull (53) tienen más.

El piloto nacido en Bristol, Inglaterra, el 13 de noviembre de 1999, ostenta un par de récords que vislumbrar un futuro aún más ganador: con 18 años, cinco meses y 24 días, se convirtió en el piloto más joven en ganar una carrera de Fórmula 2 en abril de 2018, dejando atrás la marca que poseía el español Fernando Alonso (19 años y 29 días).

También, en el ya mencionado GP de Austria, Norris se convirtió en el tercer piloto más joven de la historia en subir a un podio de F1 con 20 años, siete meses y 22 días, solo superado por Max Verstappen (GP de España 2016; 18 años, siete meses y 15 días) y Lance Stroll (GP de Azerbaiyán 2017; 18 años, siete meses y 27 días).

Ahora, junto al australiano Daniel Ricciardo, son los encargados de hacer que McLaren vuelva a ganar un título, en una sequía que lleva más de una década.

El último campeonato individual que ganó la escudería británica fue en 2008 justo con Lewis Hamilton, cuando hubo una fusión entre McLaren y Mercedes; pero el último Mundial de Constructores fue ganado en 1998, con los pilotos David Coulthard (Gran Bretaña) y Mika Hakkinen (Finlandia).

En tres años compitiendo al máximo nivel del automovilismo, McLaren ha desembolsado alrededor de 4.5 millones de dólares en Lando Norris por concepto de salario, de acuerdo con cifras del sitio especializado Spotrac.

En su año debutante, ganó 260,000 dólares por temporada, pero en 2020 subió a 2.4 millones. Sin embargo, debido a los reajustes de salarios derivados de la pandemia, este 2021 su sueldo quedó en 1,915,000 dólares.

En contraste, Lewis Hamilton ganó alrededor de 340,000 en su año de rookie en la F1, aunque tras su primer buen año, McLaren le dio un contrato de cerca de 83 millones de dólares (70 millones de euros en aquel momento) por cinco años a partir de 2008.

Antes del inicio de la temporada 2021, Norris descartó que McLaren esté frecuentemente celebrando en el podio: “Hemos hecho muchas mejoras en los últimos dos años, pero aún no lo suficiente como para poder competir de manera consistente como queremos. De hecho, en algunas carreras del año pasado fuimos incluso más lentos que Renault y Alpha Tauri”, le dijo a GP Fans.

McLaren terminó la temporada 2020 justo como va en el arranque de 2021: en el tercer lugar del Mundial de Constructores, pero sigue teniendo la gran deuda de ganar el primer lugar de un Grand Prix. La última vez fue el 25 de noviembre de 2012, con otro británico, Jenson Button, ganando en Brasil.

Checo Pérez y una estrepitosa caída

El mexicano Sergio Pérez terminó en el puesto 12 del Gran Premio de Imola, el sexto peor lugar de la competición ya que tres pilotos no concluyeron las 63 vueltas (Valtteri Bottas, George Russel y Nicholas Latifi).

Su resultado fue sorprendente debido a que, gracias a su buen rendimiento en el último día de pruebas, se había ganado el derecho de iniciar la carrera en segundo lugar. El sábado 17 de abril, concluyó los ejercicios con un tiempo de 1:14.446, solo superado por el multicampeón, Lewis Hamilton.

Así, Checo saltó a Imola con la mejor posición de arranque de su carrera, pero su desplome se dio a partir de la vuelta 38, cuando al caer en la grava también cayó en el tablero de la posición 4 a la 14 y solo se pudo recuperar hasta el sitio 12, con el que concluyó.

“Lo siento mucho, en primer lugar, con mi equipo porque no estuve allí hoy”, dijo el mexicano a sus compañeros de Red Bull, donde lamentaron su desempeño porque eso impidió quitarle puntos a Mercedes, su rival directo en el Mundial de Constructores.

“Tuvo un sábado tan bueno y luego la carrera simplemente no salió como él quería por un par de pequeños errores. Deberíamos haberle quitado muchos más puntos a Mercedes hoy, pero se tuvo un buen ritmo y todavía queda un largo camino por recorrer”, lamentó Christian Horner, jefe de equipo de Red Bull.

Tras este resultado, Checo Pérez terminó una racha de 595 días sumando puntos para sus escuderías, ya que desde el 1 de septiembre de 2019 había concluido 22 Grandes Premios en el Top 10 de la Fórmula 1, lo que fue la racha más larga de su carrera.

El mexicano se ubica en el puesto ocho del Mundial de Pilotos 2021 con 10 puntos, solo encima de cinco pilotos más. Su compañero de equipo, el neerlandés Max Verstappen, se encuentra en segundo lugar con 43 puntos, uno abajo de Lewis Hamilton. El próximo Gran Premio será en Portimao, Portugal, el 2 de mayo.

fredi.figueroa@eleconomista.mx