El capitán de la selección de Costa de Marfil, Didier Drogba, operado el 5 de junio de una fractura en el brazo, entrenó este lunes, y el martes se decidirá si estará en el debut de su combinado en el Mundial.

Didier Drogba participó en el entrenamiento de los 23 jugadores de los Elefantes , organizado en el Nelson Mandela Bay Stadium de Port Elizabeth, sin que pareciera estar dolorido por la lesión que sufre en el brazo.

El jugador llevaba ropa con mangas largas que no permitieron ver el yeso que el delantero del Chelsea debe llevar para tratar su brazo.

"Una decisión final sobre su participación" en el partido del martes se tomará "después de comer", precisó el seleccionador de Costa de Marfil, el sueco Sven Goran Eriksson.

"Ya tuvo una excelente sesión de entrenamiento (ayer) y espero que haya sido el caso hoy", precisó el nórdico en una conferencia de prensa.

"Digo esto con toda honestidad. Tomaremos una decisión una o dos horas antes del partido", señaló, aludiendo al debut del conjunto ante Portugal en el escenario de Port Elizabeth en el que entrenaron este lunes.

Eriksson también indicó que Drogba se reunió durante la jornada con miembros de la FIFA y el árbitro del partido del martes para mostrar el método correctivo con el que se trata el brazo para saber si es compatible con las medidas de seguridad de los encuentros.

"Le mostraron el yeso al árbitro y no sabemos cuál es su decisión sobre la cuestión", indicó Eriksson.

Costa de Márfil está encuadrada en el Grupo G del Mundial, la llave de la "muerte", junto a Portugal, Brasil y Corea del Norte.