El golf fue el último deporte que apareció en la vida de Jon Rahm Rodríguez, tras practicar futbol, kung fu, canotaje y esquí; además, no resultó un pasatiempo con el que se enganchara rápidamente durante su infancia.

Ahora, el chico originario de Barrica, España, se coloca en la quinta posición en el ranking mundial de Golf. Estar en entre los mejores para Rahm Rodríguez significa que “son todas esas cosas que de pequeño dices o que yo me las creía profundamente que podían llegar, el conseguirlas es algo increíble, es todo un orgullo y humildad que puedo sentir por mí y por toda la gente que me ha ayudado”.

El chico de 23 años en la presente temporada ha participado en 11 torneos, en cinco concluyó entre los cinco mejores: ganó el Open de España y CareerBuilder Challenge.

•••

Jon optó por el golf porque le permitía ser competitivo y demostró su talento desde torneos amateur. La familia Rahm Rodríguez comenzó a practicar el deporte en el 2003.

Angela y Edorta llevaron a Jon para que él realizara una prueba en la Escuela de Golf Celles. El entrenador Eduardo Celles recuerda que ese chico de 12 años destacaba por su fuerza, “un chaval que tenía las cosas muy claras”.

Entre las cosas que le dijo a su entrenador fue que sería número uno en el golf, aseveración que sorprendió a Eduardo. Jon tenía 14 años. Tras debutar como profesional en el 2016, le llevó menos de dos años ocupar un lugar entre los 10 mejores del mundo. ocupó la segunda posición del ranking del 21 de enero al 25 de febrero del 2018.

Mientras que en su etapa amateur fueron dos años sucesivos en los que lideró el ranking, cabe señalar que ocupó la primer posición durante 50 semanas.

“Lo más importante que hizo Eduardo por mí fue entender mi swing y técnica, para poder arreglar mis problemas. El mejor consejo que me dio es que nunca cambiara mi swing y eso me iba ayudar”, comenta Jon.

Rahm Rodríguez es un jugador que analiza todo y asimila muy bien lo que aprende, “no es fácil trabajar con jugadores tan exigentes consigo mismo, todo lo que quieren lo hacen lo mejor posible y no se conforman con cualquier cosa”, comenta Eduardo Celles. El chico de 23 años también se caracteriza por su temperamento y de acuerdo con su entrenador es lo que le ha ayudado a estar en el lugar en donde se encuetra.

Las correcciones que le hizo el entrenador a su pupilo no fueron muy bien recibidas en un inicio. Celles explica que trabajaron en su forma de “sujetar el palo de golf, tenía un grip muy fuerte. Al principio, él pensaba que estaba loco. Lo que le dije un día que si quería pegarle, no necesitaba pegarle más fuerte a la bola sino que necesitaba control de la bola. Si cambias el grip —la forma de agarrar el bastón o palo—, es una de las cosas que le ha ayudado a entender el vuelo de la bola.  La otra cosa que le cambié fue la subida, él tiene una subida con las manos más corta que otros jugadores, no sube tanto el palo, le expliqué que desde esa posición iba a tener muchas más veces un buen contacto con la bola”.

El trabajo continúa, aunque cada vez son menos los detalles y cambios, por el nivel de juego que tienen el golfista español. Pero el entrenador le recuerda a su pupilo que no se olvide de que todo lo que se consigue es con trabajo y esfuerzo.

Rahm Rodríguez especifica que el trabajo que realiza se enfoca en lo físico y mental, “no hago nada distinto, sólo mejorar poco a poco, entender que la carrera de un golfista es longeva, que los cambios rápidos y a corto plazo, no van a ayudar mucho y lo intento hacer poco a poco”.

•••

¿Cuál es la mayor virtud de Jon Rahm? Celles responde: “El mejor palo de golf que tiene Jon es su cabeza. El golfista necesita mucho del control de esos momentos difíciles, de esos golpes que puede dar fuera de serie cuando los demás tienen más presión. Jon puede dar esos golpes en momentos difíciles y yo creo que ésa su virtud, su buena cabeza para jugar al golf y eso es importante. Además, tiene un swing de repetición, estable, de confianza y eso le permite tener el control del golpe en todo momento”.

Este fin semana disputará por tercera ocasión el US Open, su mejor resultado lo registró en el 2016 cuando concluyó en el sitio 23, ya que en el 2017 no superó el corte. Mientras que en la última década, el mejor resultado de los golfistas españoles lo obtuvo Sergio García al concluir en la quinta posición en el  2016.

“Creo que lo va a ganar (US Open), es un campo que se amolda muy bien a las características de Jon, es para pegadores y hay que tener un buen juego corto. Él reúne todas esas características. Las ganas que tiene de hacerlo bien lo llevarán a que este allá arriba”, finalizó Celles.

[email protected]