Son la meta de la carrera de muchos golfistas. Para algunos figurar en el Tour PGA, para otros formar parte de los fields en los torneos de la gira europea, lo cierto es que todos buscan de alguna u otra forma obtener un sitio para hacerse de un nombre en el golf internacional.

No obstante, golfistas que han participado alguna ocasión en varios circuitos reconocen que las diferencias son marcadas entre la gira profesional varonil estadounidense y la europea, para empezar, llegar a la PGA es más complicado que integrarse a un torneo EPGA , reconoce entrevistado por El Economista Óscar Fraustro, mexicano que ha intentado llegar al circuito estadounidense por varios años.

Circuitos, premios y jugadores, la diferencia

De acuerdo con Fraustro, la accesibilidad que ofrece la gira europea se debe a que es un circuito en el que se pueden ver más y más jugadores , asegura.

Admite que no sólo es el hecho de retarse con más golfistas, sino también es enfrentarse a los mejores, cuando en la PGA ya no tenemos a un Tiger Woods que antes era el reto para todos nosotros , aseguró.

Misma situación que explicó el también golfista Paul Casey, en una entrevista para The New York Times, para mí es el reto de ti mismo contra los mejores , dijo. No se equivoca Thiel pues, de acuerdo con el ranking oficial del golf mundial, siete de los 10 primeros lugares en la clasificación participan en el tour europeo.

Otro punto que marca importantes diferencias entre un tour y otro son los premios. Según su sitio de Internet, la PGA ofrece, en promedio, premios anuales por 250 millones de dólares, una cantidad que plantea un gran atractivo si se toma en cuenta que el tour europeo ofrece al año unos 150 millones de dólares.

Situación que Fraustro compensa porque en el tour europeo son menos ganancias, pero la ventaja es que viajas por muchos lugares del mundo. Lo difícil es que no estás en un mismo lugar ni en una sola semana y a veces eso dificulta la búsqueda de patrocinios para tus ingresos , sostiene.

Sin embargo, el golfista mexicano, quien ha participado también en la gira asiática del tour, asegura que ninguna vitrina es más importante que la de la PGA en cuestiones de TV, patrocinios, proyección de imagen, estar en el tour es para cualquiera, lo más importante .

Y es que el interés por las transmisiones de TV es alto. De acuerdo con el comisionado la PGA, Tim Finchem, los ingresos por derechos de transmisión de los torneos PGA serán de 2,000 millones de dólares para el 2014 y para el 2021 se estima rebasar 3,000 millones de billetes verdes.

[email protected]