Una semana. Sólo una semana bastó para que Lance Edward Armstrong comenzara a sufrir los estragos de 13 años llenos de acusaciones por dopaje, que se concretaron tras el informe de la Agencia Antidopaje de Estados Unidos (USADA, por su sigla en inglés) en el que, según sus páginas, el hombre leyenda habría hecho trampa en gran parte de su carrera.

Aunque la primera estocada llegó para el exciclista cuando se dijo que perdería sus siete Tours de Francia, conseguidos entre 1999 y 2005, el mito parece ya estar trastocado y, ayer, con el anuncio de que Nike, su principal soporte y patrocinador desde 1996, rompía su relación con el texano, debido a lo que parece ya el inminente y claro dopaje de Lance, terminó por vulnerarse.

El golpe parece incluso más fuerte que aquel que vivió cuando, a sus 25 años, padeció cáncer en los testículos con metástasis en los pulmones y el cerebro.

Porque entonces, Armstrong decidió luchar y salir avante de la enfermedad que, de hecho, lo inspiró a crear la fundación Livestrong, que presidía hasta ayer y que se vio obligado a abandonar debido a que Nike condicionó mantener su apoyo a la institución sólo si Lance se hacía a un lado.

Y es que la empresa de artículos deportivos aporta anualmente unos 100 millones de dólares para la fundación Livestrong, a la que apoya desde el 2004. Debido a la aparentemente evidencia de que Lance Armstrong participó en dopaje y engañó a Nike por más de una década, es con gran tristeza que hemos puesto fin al contrato con él , indicó el gigante de indumentaria deportiva.

Nike planea seguir apoyando las iniciativas de Livestrong creadas para unir, inspirar y empoderar a las personas afectadas por cáncer , agregó la empresa que apenas hace una semana publicaba un comunicado en el que aseguraba creer en la inocencia de Lance . Ya no más.

SIN MÁS ARMSTRONG ?EN SUS PRODUCTOS

De acuerdo con datos de la misma empresa, Nike cuenta con 104 productos relacionados con la marca Lance Armstrong, entre los cuales se pueden encontrar zapatos, playeras y las famosas pulseras amarillas de Livestrong. La compañía gana alrededor de 30 millones en licencia de marca para tiendas como Niketown, donde una playera puede costar 38 dólares.

Además, la firma de productos deportivos cuenta con un Fitness Center ubicado en Beaverton, Oregón, que lleva el nombre del exciclista, el cual seguramente cambiará tras la ruptura.

Junto con Nike, Livestrong alcanzó 80 millones de dólares anuales por las ventas de las pulseras amarillas desde que inició su venta en mayo del 2004.

Quizá por ello la decisión luce especialmente difícil para una empresa que en el 2005 anunciaba que casi duplicaba la meta de alcanzar los 5 millones de dólares en ventas de productos de la marca Armstrong, al conseguir 9.5 millones de dólares por dicha mercancía.

Aunque no se conoce el monto real del acuerdo entre Armstrong y Nike, el último reporte anual de la compañía mostró que firmó patrocinios con atletas por 3.2 billones de dólares por los próximos cinco años.

Del mismo modo, la afectación no sólo en la imagen de Lance será palpable, pues de acuerdo con las proyecciones de Patrick Rishe, especialista de la revista Forbes, Armstrong estaría perdiendo 50 millones de dólares por patrocinios en los próximos cinco años.

Según reportes de sus ganancias publicadas en varios sitios de internet, el estadounidense consiguió alrededor de 17.5 millones de dólares por patrocinios en el 2005 y el último año, sus ganancias (21 mdd) fueron rankeadas en la lista de los 50 atletas activos mejor pagados de Fortunate Sports Illustrated.

Una semana. Sólo una semana sirvió para que Nike perdiera la fe en la leyenda, en el mítico superhombre llamado Lance Armstrong.

En cuestión de horas, Lance se queda solo

La cervecera, Anheuser-Busch; la fabricante de bicicletas, Trek; las bebidas energéticas, FRS; la cadena nacional de gimnasios, 24 Hour Fitness, y la empresa de equipamiento de ciclismo, Giro, anunciaron ayer que no renovarán o continuarán con su contrato de patrocinio con el exciclista estadounidense, Lance Armstrong.

Después del rompimiento con Nike, en menos de ocho horas las empresas empezaron a desligarse de el exciclista profesional.

La lista actual ?de Lance Armstrong:

  • Nissan.
  • Fabricante de gafas de sol, Oakley.
  • Aparatos de gimnasia, Johnson Health Tech.
  • Fabricante de componentes de bicicletas, SRAM.

cristina.sanchez@eleconomista.mx