Pablo Ortega fue el encargado de lanzar en el quinto partido entre Quintana Roo y Monclova en la Serie del Rey del 2015. El pitcher originario de Nuevo Laredo, Tamaulipas, permitió que los Tigres sumaran la cuarta victoria que les valió ganar su último campeonato de la Liga Mexicana de Beisbol. Pablo ha estado con la organización en seis de los 12 campeonatos.

Ortega junto con Carlos Alberto Gastélum (segunda base) son los elementos de Tigres que más años han portado la franela y en su momento fueron nombrados como novatos del año —Pablo en el 2000 y Carlos en el 2002.

Los jugadores han contribuido para que la organización regrese a disputar la Serie de Campeonato del Sur, la última participación fue en el 2015, cuando enfrentaron también a los Leones de Yucatán —durante la presente fase regular, ambos ganaron 3 partidos. Por sexta ocasión, llegan hasta dicha instancia desde que el equipo tiene como sede Quintana Roo y acumulan una marca de 16-14.

Las ocho ocasiones en las que Pablo Ortega subió a la loma en la fase regular significaron para Tim Johnson ocupar el menor número de relevos. El pitcher de los Tigres, en la última década, se ha mantenido entre los primeros tres lugares en el equipo en relación con el promedio de carreras limpias. Ortega expresa que aporta su experiencia y procura aconsejar a los jóvenes.

La mitad de la plantilla tiene 25 años o menos, quienes en promedio han disputado 1.9 temporadas. Añade que suele recordarles a los jugadores “mantener la calma, no perder la concentración, es lo único que se les puede aportar personalmente, porque ya cuando ellos están en el campo son ellos los que entran al quite”.

Para la campaña, Tim Johnson tiene bajo su mando la novena que define que está conformada por muchos veteranos, quienes conforman un gran lineup.

Carlos Gastélum comenta que ellos tratan de poner “el ejemplo a los jóvenes, de inculcarles el beisbol, de jugar fuerte, duro, con respeto y sin lastimar a nadie”.

Disputar su temporada número 17 para Carlos es simplemente las ganas de seguir superándose, “no es llegar, es mantenerse año tras año y eso es lo que te hace ser mejor jugador y ya de veterano le inculcas muchas cosas al pelotero joven para que suba rápido al equipo grande”.

En tanto, la experiencia adquirida durante 19 campañas con Tigres para Pablo le ha permitido enfrentarse a una serie de situaciones distintas, que “su memoria se remonta automáticamente y tiene una solución a la situación que se está presentando”.

Para este año, la directiva buscó conformar un equipo de jóvenes y veteranos. Fernando Valenzuela Burgos, presidente ejecutivo del equipo, dice: “el objetivo es darle oportunidad a los que vienen para arriba, sin perder el espectáculo en el campo; se optaron por extranjeros con más experiencia en la liga, lo que queremos es dar un buen espectáculo”.

[email protected]