El técnico de Francia Raymond Domenech probó este lunes en Knysna con Yoann Gourcuff y luego Franck Ribéry en el papel de armador, durante la práctica de los Bleus de cara a su segundo partido del grupo A del Mundial, el jueves contra México.

Los jugadores hicieron trabajo en futbol reducido, siete contra siete, mientras el resto del plantel ejercitó remates al arco.

En el primer choque, para el bloque ofensivo del eventual equipo titular, se movió como armador el jugador del Burdeos Yoann Gourcuff, con Franck Ribéry reclinado hacia su izquierda y a su derecha Sidney Govou, mientras que Nicolas Anelka quedó como único punta en el ataque, esquema que usó el DT ante Uruguay.

Ese encuentro acabó 0-0, el viernes pasado en Ciudad del Cabo.

En un segundo partidillo de entrenamiento, para el conjunto titular estuvo Franck Ribéry de armador, con Florent Malouda tirado a la izquierda y Sidney Govou a su derecha. Anelka siguió siendo el único hombre de punta.

Si bien la defensa dio muestras de seguridad contra los uruguayos, el ataque quedó en deuda. Nunca hubo conexión entre Gourcuff y Anelka.