Al comenzar este lunes la última fecha de la fase de grupos del Mundial, sólo dos de las ocho llaves se han definido. E incluso en ese par de grupos podría ser necesario aplicar criterios de desempate para definir qué selección termina en primero y en segundo lugar.

He aquí los criterios que la FIFA aplica en este Mundial para desempatar a dos equipos que terminan con los mismos puntos en un grupo.

  1. La mayor diferencia de goles.
  2. El mayor número de goles anotados.
  3. Los puntos obtenidos en el partido entre los dos equipos que se encuentran empatados.
  4. Si son más de dos los equipos empatados, se toma en cuenta la mejor diferencia de goles en los partidos en que estuvieron involucrados.
  5. La mayor cantidad de goles anotados entre todos los equipos que estén igualados en puntos.
  6. La menor cifra de puntos descontados en una tabla separada, que se basa en las tarjetas amarillas y rojas recibidas por los jugadores de cada equipo en todos los partidos de la fase de grupos. Se descuenta 1 punto por cada tarjeta amarilla, 3 por una roja como resultado de una segunda amarilla, 4 por una roja directa y 5 por una roja directa a un jugador que ya se había ganado una amarilla.
  7. Sorteo.

La única vez que la FIFA ha tenido que realizar un sorteo para romper un empate en un grupo del Mundial fue en Italia 1990. Irlanda y Holanda habían empatado en el segundo lugar de su grupo. Los holandeses terminaron terceros tras el sorteo, pero los dos equipos tenían un boleto en los octavos de final.

En aquel entonces, con un formato de 24 equipos participantes en el Mundial, se clasificaban algunos de los mejores terceros lugares.