El conjunto Celeste avanzó a los cuartos de final de la Concachampions por un marcador de 6 -1 global con un cuadro formado en su mayoría por suplentes. Un debut, la felicidad del público y un marcador goleador para vencer al Portmore United.

De los futbolistas que salieron al campo como titulares, solamente Pablo Cepellini, Rafael Bacca y Luis Romo son nombres regulares dentro de los 11 que Robert Dante Siboldi ha utilizado en el Clausura 2020, los otros ocho suman 170 minutos en el actual torneo. Entre ellos, el más destacado fue juvenil de 22 años, Josué Reyes, quien disputó el primer partido de su carrera con el primer equipo de la Maquina. 

El partido se mantuvo bajo la misma tónica durante los dos tiempos, Cruz Azul en búsqueda de aumentar su ventaja de 2-1 que obtuvo en la ida del certamen. Durante los primeros 15 minutos, los cementeros mantuvieron en acción constante a Kemar Foster, portero del equipo rival que realizó cinco atajadas distintas en dicha cantidad de tiempo.

Fue hasta el minuto 21 que Orbelín Pineda, segundo futbolista más valioso del equipo con 6.5 millones de dólares, anotó el primer gol del partido, tras un desborde y centro de Jorge García al punto penal, que Pineda conectó de media tijera para dejar el balón adentro de las redes. 

Después de la anotación, el delantero mexicano no se contuvo en el festejo con una doble pirueta y baile, felicidad que refleja la complejidad de semestre que ha vivido, luego de ser expulsado en la jornada dos de la Liga MX, que significó perder la titularidad y ver una reducción en su cantidad de minutos. 

En la segunda mitad, la intensidad en ataque por parte de los locales fue en aumento, con el segundo gol por parte de Lucas Passerini. Mientras que Pablo Ceppelini aumentó a tres la victoria con un gesto técnico, al definir desde la pena máxima a lo panenka, que el arquero Foster alcanzó a reaccionar y estuvo cerca de atajar el disparo que terminó dentro de las redes. Jonathan Borja fue el encargado de cerrar la victoria con un tiro desde fuera del área a pase de taco de Orbelín Pineda.

Al final del partido el ambiente de la afición era de fiesta, no dejaban de corear porras y cánticos para su equipo, que les brindó la quinta victoria consecutiva en Liga MX y Concachampions, en las que suman 13 goles a favor.