La herida sigue sangrando para la afición celeste y tal es así que ni siquiera el debut en casa de su Cruz Azul en el Clausura 2019 y la visita de las Chivas al estadio Azteca provocaron la asistencia de la gran mayoría de los fanáticos cementeros.

El sonido local reportó que asistieron cerca de 42,000 fanáticos, pero muchos de ellos fueron a alentar al Guadalajara. En cambio, las gradas en las que la mayoría de los aficionados celestes ocuparon en el torneo pasado, estuvieron con poca asistencia. Incluso, los espacios para sus grupos de animación apenas superaron las 300 personas aproximadamente.

En la cancha, Cruz Azul le dió la razón al abandono de su afición y sufrió la derrota 1-0 con un solitario tanto de Ronaldo Cisneros.

El cuadro que dirige Pedro Caixinha careció de creatividad y contundencia, lejos de la versión que mostró en el inicio del semestre pasado y muy cerca del equipo irregular que jugó la parte final de la Liguilla, con la diferencia que éste plantel careció de ambición y, por supuesto, de futbol. 

Chivas fue mejor en el inicio del juego. Carlos Cisneros se convirtió en un alfil por la banda izquierda y una pesadilla para Adrián Aldrete, quien no logró detenerlo y, menos, cuando se asociaba con Alexis Vega, el flamante refuerzo del Guadalajara en ataque.

Pese a las buenas escapadas de Cisneros por la banda izquierda, sus compañeros (o sus centros) no lograban encontrar quien los rematara a portería.

Cruz Azul, en cambio, no pudo descifrar la defensa rojiblanca que lideró Jair Pereira e Hiram Mier. De hecho, muchos de sus ataques los desarticulaban los zagueros tapatíos. Roberto Alvarado y Elías Hernández, los pistones cruzazulinos el semestre anterior, pasaron desapercibidos la mayor parte del juego.

Esta vez Pedro Caixinha no pudo cambiarle la cara a su equipo con los cambios, aunque sí lo hizo con la charla técnica del medio tiempo. Al iniciar la segunda mitad, el equipo cambió fugazmente su actitud, su forma de juego y tuvieron sus mejores momentos en el encuentro, aunque no lo pudieron reflejar en el marcador.

El partido se estancó en los últimos 20 minutos, pero Carlos Cisneros, el mejor futbolista del encuentro, rescató el partido. Metió un centro al área al minuto 79, del que todos se desentendieron a excepción de Ronaldo Cisneros, quien punteó la pelota para marcar el único gol del encuentro.

La anotación es un alivio para el exdelantero de Santos Laguna. El semestre pasado fue prestado al Zacatepec y apenas esté torneo regresó a la disciplina rojiblanca, en la que había arrancado de suplente el torneo. Ahora, la anotación le abre paso para una lucha por un puesto en el once titular con Alexis Vega y Alan Pulido, los atacantes titulares del Rebaño.

Cruz Azul no tuvo reacción después de la anotación, pese a que Caixinha mandó a la cancha a Milton Caraglio y Yoshimar Yotún. Sin embargo, su aparición fue testimonial y no pudieron marcar una diferencia ni en el campo ni en el marcador.

Así, Cruz Azul sigue golpeado de la final que perdió con América en diciembre y parece que, está vez, su afición también se lo ha reprochado.

Chivas, por su parte, respira en el liderato de la tabla general, luego de que jugará el Mundial de Clubes en diciembre y, también, sufriera su propia tragedia.