La amenaza por el coronavirus ya afecta la actividad de varios países alrededor del mundo y los eventos deportivos no se han salvado del contagio, muchos se han tenido que suspender, cancelar o realizar sin público.