“Era impensable que la ciudad más grande y la capital no tuviera un equipo de basquetbol. Hemos tratado de llegar a esa gente que estaba ansiosa de tener baloncesto de vuelta en la ciudad”, menciona Alfonso Monroy, director general de la franquicia Capitanes de la Ciudad de México, en charla con El Economista.

Capitanes ha logrado en sus dos temporadas como franquicia de la Liga Nacional de Baloncesto Profesional (LNBP) contar con una base de 9,000 aficionados para crecer como marca.

Mediante dinámicas, encuestas y con el uso de herramientas tecnológicas como lo es Google Analytics, la franquicia busca conocer a su afición y atraer al público potencial.

“Estamos viendo de dónde viene nuestra gente, cómo viene al partido, si vienen en metro, si vienen en coche, qué tipo de boleto compran, qué días compran y en qué horario, qué método de pago, si es en línea o si es en taquilla. Entonces, todo ese tipo de cosas las vamos desmenuzando para tener una estrategia y traer a más gente al Gimnasio Olímpico Juan de la Barrera, que tengan la oportunidad de estar en el estadio y ahí se vuelvan fans del equipo”

—¿Qué buscan proyectar con la marca Capitanes?

“Queremos proyectar la imagen del deporte nacional y los valores que conlleva. Me pongo a pensar que si Capitanes fuera una persona, sería trabajadora, disciplinada, responsable, a quien le gusta mucho tener objetivos y para lograrlos trabaja mucho día a día, esa sería la descripción de una persona capitán”.

—¿Qué porcentaje de los ingresos comerciales corresponde a la parte del merchandising?

“Un aproximado de 15 por ciento. El merchandising es el más pequeño, luego le seguiría la venta de boletos y el rubro más grande que tenemos son los patrocinadores que han confiado en el equipo, con un 70% aproximadamente”.

—¿Qué hace diferente a Capitanes de las demás marcas del mismo rubro?

“No sé si no tengan, pero algo que yo le digo mucho a mi equipo es que nosotros trabajamos todos los días. Estamos trayendo todo el tiempo cosas nuevas al mercado y a nuestra afición, somos un equipo que, aun cuando no estemos en temporada, siempre estamos tratando de innovar, de estar siempre de la mente del aficionado, y ahora que ya está de regreso la Liga hay mucha gente que nos espera con muchas ansias. Queremos que esta temporada nos apoyen bastante y que pueda contribuir a desbordar esa pasión por el basquetbol”.

—Desde su creación hasta la fecha, ¿se han cumplido los objetivos que han establecido en tema de marketing?

“En el tema del marketing y de la publicidad, las metas se han logrado. De dos años a la fecha, la marca Capitanes en la Ciudad de México ha crecido. Obviamente, como te comento, todavía nos falta. Nos gustaría estar en televisión, nos gustaría estar más en vallas, en espacios publicitarios más importantes de la ciudad, pero por temas de presupuesto no todo es posible, pero creo que la línea que llevamos de marketing en redes sociales también va muy bien”.

—¿Conceden licencias a otras marcas para comercializar su imagen?

“Sí, todos nuestros proveedores y fabricantes de merchandising hacemos un contrato del negocio de la marca para que ellos también puedan promoverla. Todos los contratos que tenemos son por temporada. Como la liga ha cambiado bastante, los calendarios, pues no tenemos una certidumbre de realmente de cuándo va a empezar o acabar, entonces debemos ser muy cautelosos con los tiempos para que no haya problemas posteriormente”

Los productos de Capitanes que más se venden son tres: El jersey de juego del equipo, las gorras oficiales y la sudadera. Alfonso Monroy comparte que aunque cuentan con el recurso de las ventas online, la gran mayoría de las compras se hace dentro del estadio. En cuanto a los puntos de venta, Li-Ning, la marca de ropa con la que cuentan esta temporada, tiene tiendas en diferentes centros comerciales de la Ciudad de México, que por lo menos comercializa tres de sus productos.

—¿Cuál es la playera que más compran?

“La azul, es chistoso porque la gente nos identifica con el azul, es con el que siempre hemos tratado de dar la imagen del equipo pero la liga te pide que juegues de local con el uniforme más claro que en nuestro caso es el blanco, entonces nuestro uniforme de local siempre ha sido el blanco y el de visita es el azul. Alguna vez pedimos permiso especial para poder jugar de azul en casa porque queremos que la gente se identifique, pero a veces no se puede.

—¿Qué  jugadores son los más requeridos?

“De Héctor Hernández, nuestro capitán con el número 12. A la gente le gusta personalizar su Jersey, que diga su nombre y el número de su preferencia, se lo hacen ahí mismo en el estadio y pues la hace feliz”.

—¿Héctor Hernández es el jugador que más atención atrae de los aficionados?

“Entre Héctor y Pery (Pedro Meza) que son nuestros capitanes, son los que a nivel nacional más experiencia tienen en la liga. Y me atrevería a decir que Rigoberto Mendoza. Mucho del éxito del equipo se debe a la base de jugadores tanto nacionales como extranjeros, que es muy difícil de encontrar en una liga tan corta como es la LNBP. Si comparas nuestro roster con años anteriores tenemos por lo menos cinco o seis jugadores que año con año han repetido, que la gente se engancha con ellos.

“Si la liga durara un poco más, si se extendiera un poco más el calendario sería benéfico para todos porque habría más exposición de los equipos y jugadores y eso traería mayor beneficio tanto de patrocinadores como ventas a los equipos.”

•••

Capitanes de la Ciudad de México nació hace dos años y es una marca registrada ante el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial. Aunque no se han realizado estudios para saber en cuánto está valuada la marca, el equipo trabaja de la mano de especialistas para conocer más a fondo a su afición y a su mercado.

“Tenemos aficionados muy compenetrados con el equipo, que aman y sueñan con él, son aliados ya, gente que ha viajado con el equipo no solamente al interior de la república, también al extranjero, eso lo tenemos marcado. También tenemos gente a la que le gusta el deporte, que no va tanto como uno quisiera, quizá una o dos veces en toda la temporada, luego por cuestiones de trabajo. Y hay gente que todavía no nos conoce que es la principal y a la que más queremos atacar, gente que le gusta el deporte y el entretenimiento pero que todavía no conoce Capitanes o a la liga.

—¿Tienen identificado a su público en el extranjero?

“La realidad es que es todavía poco, en redes sociales, Facebook e Instagram principalmente, puedes ver más o menos de dónde son los followers, nos gustaría tener más aunque primero hay que crecer la base en la ciudad y el área metropolitana. En el extranjero principalmente son mexicoamericanos que les gusta el básquet y que siguen a muchos que juegan en esta liga. También la gente del Caribe, de Puerto Rico y República Dominicana, porque muchos de nuestros jugadores juegan tanto en esta liga como en las de allá. Son los dos mercados más grandes que tenemos fuera de México.”

•••

Las redes sociales de Capitanes cuentan con 73.2 mil seguidores en Facebook, 29.9 mil en Instagram y 13.1 mil en Twitter, al menos en las últimas dos redes ya superaron en seguidores a Fuerza Regia, actual campeón de la LNBP y que posee 20 años de trayectoria.

“Tenemos metas que esperamos cumplir al final de esta temporada, de crecer en seguidores por lo menos un 30% pero de buena manera. Al final de cuentas no somos la cuenta que más followers tiene porque hay equipos con más años que nosotros y por antigüedad realmente tienen más, pero hemos hecho estudios y visto cómo se comportan nuestras redes sociales. Por mucho somos la que más interacción y engagement tiene.”

—¿Cuáles son sus acciones para crecer su base de aficionados?

“Algo que copiamos del estilo NBA es categorizar nuestros partidos  con base en el rival y el día del juego, para llevar diferentes estrategias de mercadeo y de pricing, para cuando venga alguna serie o algún partido en específico ya sepamos exactamente si es un partido categoría ‘A’: un rival Premium y un día muy bueno, la ‘B’: que aunque el rival es muy bueno sabemos que el día es complicado, y ‘C’: que es cuando tanto el rival como el día no ayudan mucho, entonces es ahí cuando debemos empezar a armar el plan de estrategia y diferentes promociones para que  el Juan de la Barrera tenga gente”

—¿Es importante el factor económico para llegar a donde lo han hecho?

“Sí, lo tratamos como una empresa en la cual hay un presupuesto, diferentes áreas y con metas. El resultado primordial que queremos es ser campeón. Todo lleva una base, un presupuesto y reglas. Somos muy sólidos en ese sentido y queremos que este proyecto dure muchos años.”

•••

La LNBP se ha enfrentado a la disminución se asistencia durante la temporada regular en las últimas temporadas. La asistencia promedio del Juan de la Barrera en temporada regular es de 1,800 espectadores.

“Queremos que nuestro producto valga, hacer sentir a la gente que compra boleto, que realmente sí paga por lo que vale”.