Harare.- La selección de futbol de Brasil venció cómodamente por 3-0 el miércoles al plantel rival de Zimbabue en un partido amistoso disputado en la capital del país africano como preparación para el Mundial de Sudáfrica, donde buscará su sexto título.

Los goles de Michel Bastos, Robinho y Elano le dieron al técnico Dunga razones para sonreír, pero una lesión del arquero Julio César opacó su tarde.

El meta salió de la cancha a los 26 minutos, lo cual le permitió al suplente Heurelho Gomes una inusual oportunidad de jugar por la selección en un partido internacional.

Julio César impidió anotaciones del plantel rival al cubrir intentos del capitán Mwaruwari Benjani y de Ovidy Karuru, pero poco después indicó su incomodidad a la banca y pidió salir.

Zimbabue, aunque ocupa el puesto número 117 en el mundo, le dio al favorito del Mundial una útil prueba y estuvo cerca de anotar un tanto en el primero así como en el segundo tiempo.

Brasil tomó el control y se puso en ventaja a los 42 minutos con un impresionante tiro libre desde 20 metros de Michel Bastos, después de una infracción de Tinashe Nengomasha contra Luís Fabiano cerca del borde de la cancha.

Dos minutos más tarde, Maicon realizó un pase que permitió a Robinho remecer la red rival.

Esos dos goles terminaron con parte de la determinada resistencia del equipo local, que no calificó para el Mundial de Sudáfrica.

El mejor gol del partido se produjo a los 56 minutos, cuando Daniel Alves intercambió pases con Julio Baptista y posteriormente le entregó el balón a Elano para que anotara, en vez de hacerlo él mismo.

Brasil completará sus preparativos para el Mundial con un encuentro amistoso contra Tanzania en Dar es Salaam el próximo lunes y disputará su primer partido del certamen contra Corea del Norte en Johannesburgo el próximo 15 de junio.

La "verdeamarelha" también enfrentará a Costa de Marfil y Portugal, los otros integrantes del grupo G, en la primera fase de la Copa del Mundo.

BVC