Un gol de Maicon desde un ángulo imposible a los 55 minutos le abrió a Brasil las puertas a una victoria por 2-1 sobre Corea del Norte en su debut en la Copa Mundial, en un partido que dejó muchas dudas acerca del potencial de los sudamericanos.

Maicon anotó con un remate casi desde la raya de fondo, que sorprendió al arquero, quien esperaba un pase atrás. Elano aumentó a las 72 al recibir un pase magistral de Robinho, el mejor jugador de Brasil, y Ji Yun Nam descontó a los 89.

Los brasileños quedaron así como únicos líderes del Grupo F, en el que previamente Portugal y Costa de Marfil habían empatado sin goles.

Los norcoreanos, que juegan su segundo mundial y el primero en 44 años, se las ingeniaron para rechazar los tímidos ataques de los brasileños, que se mostraron muy cautelosos en una noche helada, con tres grados centígrados (37 Farenheit).

Los asiáticos lanzaron esporádicos contragolpes en los que Jong Tae Se, ``el Wayne Rooney coreano'', complicó a la zaga brasileña con su velocidad. Tae Se exigió a Julio César con un tiro desde la entrada del área y también tuvo un par de reamtes desviados. En el complemento, no obstante, los asiáticos casi no atacaron.

A cinco minutos del final, sin embargo, Ji Yun Nam sorprendió a la zaga brasileña tras un pase largo y descontó luego de ganarle la espalda a Lucio y Juan.