Fermín Espinosa Díaz de León, mejor conocido como Armillita IV, eligió por voluntad propia ser torero. ¡No podía ser de otra manera! Un niño rodeado de avíos de torear en lugar de juguetes, becerros en lugar de mascotas y un entorno taurino en vez de un parque de diversiones, crece en un ambiente en el que vive, piensa y sueña con ser torero.

Desde muy chiquillo era mi ilusión, nací con eso, con la vocación de ser torero y Dios me lo permitió. Soy torero porque es lo que me gusta y si haces eso que te gusta todo sale bien , comentó a El Economista el cuarto de una de las dinastías más emblemáticas del toreo mexicano.

Armillita IV actuará en la cuarta corrida de la Temporada Grande, donde compartirá cartel con el rejoneador Alejandro Zendejas y los matadores a pie Diego Urdiales y Fermín Rivera para enfrentar ejemplares de Fernando de la Mora y Bernaldo de Quirós.

El menor de la dinastía Armilla no tuvo la necesidad de convertirse en matador de toros por cuestiones económicas. Lo cierto es que es el probable heredero de uno de los ranchos más hermosos de Aguascalientes, El Chichimeco, y prueba de ello es que su mirada se pierde en el horizonte cuando se trata de hablar del histórico lugar donde nació y se desarrolló durante su infancia.

Es un rancho con mucha historia taurina, tiene mucho valor para mí por ser parte de todo lo que logró taurinamente mi abuelo tanto en México como en España y que yo quiero aumentar, dentro de mis posibilidades, con esta profesión en la que apenas inicio , aseguró.

Fermín siente gran responsabilidad por presentarse en el inmueble de la colonia Nochebuena. En ésta, su segunda comparecencia, el diestro aguascalentense dijo ir muy dispuesto, con la ilusión a tope y en la espera de que los toros embistan para poder expresarme y que la gente de México pueda ver mis avances , finalizó.

El torero de Dinastía llega a este compromiso con 16 corridas en su primer año de Doctorado, ha toreado con las máximas figuras, en plazas de primera importancia y con la consigna de aumentar ese palmarés que lo tiene a él y sus antecesores como uno de los linajes más importantes del toreo mexicano.