Para lanzar un proyecto ambicioso que abrirá sus puertas para la edición del Abierto Mexicano de Tenis (AMT) en febrero del 2022 tuvieron que conjugarse un colectivo de intereses para generar más derrama económica en Acapulco más allá del tenis y para aspirar en un futuro a un torneo Masters 1000.

Las metas tienen las primeras bases, la Arena GNP Seguros es actualmente el coloso del ATP 500 más grande en capacidad respecto a otras siete sedes de las 13 que conforman la categoría. Al tener espacio para más de 10,000 espectadores, supera en Latinoamérica al Abierto de Río de Janeiro (6,200) y al Abierto de Washington (7,500). Fuera del continente en la nueva sede en Acapulco podrán entrar más fans de los que caben en los torneos de Basel, Barcelona, Londres, Dubai y Vienna.

Grupo Autofin México y Grupo Mundo Imperial son los propietarios del complejo que se encuentra en el área del campo de golf del Hotel Princess, la infraestructura la conforman el estadio principal, un Grand Stand, cuatro canchas alternas y otras amenidades. La inversión que incluye el costo por el predio fue de 30 millones de dólares gestionados por el Plan Maestro 2017-2022.

“Ser la sede más grande de ATP de Latinoamérica representa mucho compromiso de siempre estar a la vanguardia y de poner en alto el nombre de Mundo Imperial, Acapulco y de los socios estratégicos. Se tiene que estar utilizando, crear y buscar eventos para que la Arena tenga mayor uso y se genere más derrama económica. Espero que podamos hacer de 12 a 15 eventos al año (...) Grupo Pegaso y Grupo Mundo Imperial tienen una alianza de más de 20 años. Yo he estado en el Princess Mundo Imperial desde 1999, cuando el torneo era 250 y en arcilla, recuerdo que desde su primera edición hemos trabajado en armonía y se ha mejorado conforme han pasado los años. Hoy se compite con cualquier otro estadio de ATP 500 y hasta de Masters 1000”, menciona a El Economista, Seyed Rezvani, Director General de Mundo Imperial.

No hubo mucho qué pensar, desde un inicio la relación entre las autoridades del Grupo Imperial y GNP favorecieron las negociaciones. La empresa de seguros tiene un acuerdo para dar nombre a la Arena por tres años y hay cláusulas que lo pueden extender una década más. La plusvalía de su nombre se palpa en la experiencia que tienen patrocinando el Abierto GNP de la WTA 250 en Monterrey y el partido de exhibición The Greatest Match.

“Mundo Imperial y GNP Seguros son dos empresas 100% mexicanas con una historia dentro del ramo del espectáculo y que aportan a la economía del país. Es una suma de marcas que crean credibilidad para los proyectos e invita a que otras miren hacia Acapulco”, explica Seyed Rezvani.

De acuerdo al ranking de las 50 marcas mexicanas más fuertes en 2021 elaborado por la consultora Brand Finance, GNP Seguros ocupa el séptimo lugar. La fortaleza de una marca la miden en factores como la inversión en marketing, percepciones de los clientes, satisfacción de los empleados y reputación corporativa.

Raúl Zurutuza, Director del Abierto de Acapulco menciona a este diario que el nuevo estadio no es directamente proporcional a una revalorización de la marca AMT, sino se relaciona al “reforzamiento de una marca que va a cumplir 29 años en el mercado y que el evento tenga más presencia (...) Tener la arena GNP Seguros es un paso importante a la consolidación del torneo, estaremos compitiendo con dos o tres estadios importantes de la región que son algo similares, pero este por ser nuevo y moderno será de vanguardia en la región”.

Para el Grupo Mundo Imperial, el AMT que genera una derrama económica local de 750 millones de pesos en una semana, es su principal evento en la agenda anual en cuanto a ocupación hotelera y es similar a la afluencia de visitantes durante la época decembrina. Entre otros eventos de asistencia significativa tienen el Ironman, el Spartan race y triatlones.

marisol.rojas@eleconomista.mx