“Hemos sufrido. Nos sirve para aprender, el partido nos vale como lección. En el futbol nada está regalado, hay que pelear hasta el final. Somos justos vencedores”. Fueron las palabras de Cristiano Ronaldo, después del partido en el que hizo la hazaña que salvó al Real Madrid de la eliminación de la Champions League. El astro portugués anotó en el tiempo de compensación, tras cobrar un penal y poner el marcador en un global 4-3 y así evitar que la Juventus completase una remontada.

El Madrid ganó 3-0 en la ida la semana pasada, cuando Cristiano anotó con una sensacional chilena para su segundo gol del partido.

Cristiano, en su partido número 150 en Champions, firmó su gol número 120 en el torneo, al convertir el penal con un disparo potente al ángulo superior. Lo festejó sacándose la camiseta para mostrar el torso a la eufórica hinchada del Madrid.

El campeón de las últimas dos ediciones, estuvo a punto de capitular de la misma manera que su acérrimo rival español Barcelona, que perdió ante la Roma de Italia.

El arquero Gianluigi Buffon, en su último partido en la Liga de Campeones, fue expulsado poco después por sus airados reclamos a la decisión del árbitro.

La afición del Madrid en el estadio Santiago Bernabéu le rindió una ovación de pie a Buffon al salir de la cancha.

“Estoy bien, la vida sigue. Estoy feliz y orgulloso de mi equipo. Hicimos real algo que parecía imposible, es una pena que acabara así”, dijo el arquero italiano.

Buffon también criticó al árbitro inglés Michael Oliver por pitar el penal en la agonía del enfrentamiento.

“Si pitas un penal así en el minuto 93 no eres un hombre, eres un animal. El árbitro no tiene corazón, lo que tiene es un cubo de basura. Un buen árbitro no arruina, rompe el fantástico trabajo de un grupo a los 90”, dijo Buffon.

Para ilusionarse con la remontada, Juventus tuvo un gran arranque, Mario Mandzukic abrió el marcador con un cabezazo a los dos minutos en el estadio Santiago Bernabéu. El atacante croata aumentó la diferencia cerca del descanso y Blaise Matuidi facturó el tercero en el arranque de la segunda mitad, tras un error del arquero Keylor Navas.

Bayern Múnich sometió al Sevilla

Bayern Múnich avanzó con un empate 0-0 contra el visitante Sevilla. Los flamantes campeones de la Bundesliga hicieron valer la ventaja que consiguieron con la victoria 2-1 en la ida.

El equipo bávaro, que el sábado pasado conquistó su sexto título seguido de la Bundesliga, certificó su boleto como semifinalista de la Champions gracias a su victoria 2-1 en la ida en España.

“Estamos a un paso de la final. Pero no será fácil. Todo se pondrá más difícil”, destacó Arjen Robben, el extremo holandés del Bayern. En la siguiente fase, se medirá a Liverpool, Roma o Real Madrid.

“No hay un equipo que uno preferiría. Nos hemos ganado esto por nosotros mismos, y desde luego que queremos seguir adelante”, dijo el capitán del Bayern, Thomas Muller.