América sólo necesitó ser efectivo para llevarse la victoria ante Morelia. Así lo había hecho la fecha pasada en Puebla, cuando derrotó Lobos BUAP, y hoy lo hizo de nuevo. Fue dominante ante un cuadro de Roberto Hernández que sólo significó una amenaza en el final del partido.

De inicio, Miguel Herrera hizo varios cambios. Al fin, le dio la oportunidad a Henry Martin de iniciar en la delantera en  lugar del colombiano Roger Martínez. Junto a él, alineó a Cecilio Domínguez en lugar de Diego Lainez y por la lateral izquierda colocó al novel Jorge Sánchez.

Y fue el mismo Sánchez quien encaminó la victoria del América.

Al minuto 30, recibió la pelota después de medio campo. La condujo varios metros y, al ver que los mediocampistas del Morelia no lo apretaron, se acercó al área rival. Cuando los defensas centrales se acercaron a él, sacó un disparo potente de pierna derecha, que se elevó y se incrustó en el ángulo de la portería que defendía Carlos Sosa.

El tanto fue el primero de Sánchez como americanista.

El gol no hizo que reaccionara Morelia. Al contrario, lo congeló y liberó al América, que permitió que sus jugadores se asociaran mejor conforme pasaban los minutos. 

Cuando el medio tiempo concluyó, la tónica se repitió: América atacaba y Morelia, inmóvil, se defendía.

Y Matheus Uribe lo aprovechó.

Al 54', Martín recibió una pelota en el costado izquierdo en el área grande. Detuvo el balón, levantó la cabeza y esperó que el colombiano aprovechara la pantalla que le hizo Oribe Peralta y con su parte interna del zapato derecho remató el balón para poner el 2-0.

Morelia reaccionó tarde, con un gol de Sebastián Vegas al 83', inmerecidamente para los michoacanos, que sólo habían rematado una vez a la portería de Agustín Marchesín.

Morelia trató de apretar el juego en los últimos minutos, pero el medio campo del América y un buen desempeño de Edson Álvarez en la defensa impidieron el empate. Tanta fue su frustración, que en un contragolpe azulcrema, fueron expulsados dos de sus jugadores. Uno por una falta y, el otro, por reclamar. 

América pudo anotar más goles, pero no estuvo fino en la parte final del partido, que estuvo tan cómodo para el equipo, que Miguel Herrera se dio el lujo de debutar a Cristian Insaurralde, quien era el único refuerzo extranjero que no había jugado en la liga del plantel.

En Coapa acechan el liderato y olvidan la seguidilla de tres encuentros sin ganar que padecieron apenas el mes pasado.