El nombre de Miroslav Klose parece empezar a marcar historia, pues ayer el germano trepó al quinto lugar en la tabla histórica de goleadores de la Copa Mundial al anotar uno de los tantos con que Alemania vapuleó 4-0 a Australia en su debut en la Copa Mundial.

Lukas Podolski abrió la cuenta a los ocho minutos, Klose aumentó de cabeza a los 26, Thomas Mueller marcó el tercero a los 67 y el brasileño naturalizado, Cacau, el cuarto a los 70.

Australia jugó con 10 hombres desde los 57 minutos por la expulsión de Tim Cahill, a quien el árbitro mexicano Marco Rodríguez le mostró la roja directa por una infracción contra Bastian Schweinsteiger, en lo que pareció un castigo demasiado severo.

Nos ganamos el respeto de todos , declaró Klose. Fue muy importante ganar el primer partido, pero todavía no conseguimos nada. Somos un equipo joven y nos divertimos en la cancha .

El delantero, quien se adjudicó el título de goleo en Alemania 2006 y juega su tercer Mundial, desperdició otras tres oportunidades doradas.

En la primera tiró al bulto desde el centro del área, permitiendo que Schwarzer despejase; en la segunda disparó inexplicablemente alto al recibir un pase de Podolski y en la tercera no alcanzó a pellizcar un balón a escasa distancia del arco.

Aunque se auguraba que Alemania resentiría la ausencia del delantero Michael Ballack, quien quedó fuera del Mundial por una lesión, ante Australia no quedaron dudas de que los germanos son fuertes candidatos a conseguir el título mundial que se les negó en casa hace cuatro años.

Fueron mejores , declaró el técnico de Australia, Pim Verbeek. Quisimos complicarlos con nuestra velocidad, pero nunca tuvimos la pelota. Tienen un equipo fantástico .

Podolski fusiló al arquero Mark Schwarzer desde unos 13 metros, luego de recibir libre de marcas una buen pase de Mueller, y Klose dijo presente en el marcador al adelantarse a una mala salida del arquero Mark Schwarzer ante un pelotazo largo.

Los otros dos goles llegaron cuando Australia jugaba con un hombre menos y no encontraba la forma de frenar los ataques alemanes. Mueller, de 20 años, marcó en lucida jugada personal tras hacer pasar de largo a un rival, y Cacau lo hizo entrando solo por el medio dos minutos después de haber remplazado a Klose.

Mientras que los alemanes buscaban aumentar cada vez más su ventaja, Australia casi no atacó.

A los empujones, no obstante, dio un par de sustos a la zaga alemana con Richard García y la historia pudo ser otra si un defensor no le tapaba a último momento un remate a quemarropa luego de un tiro de esquina que no pudo ser rechazado por la zaga germana a los tres minutos.

El de Klose fue su undécimo gol en copas mundiales y lo dejó quinto en la tabla histórica, donde lo superan el brasileño Ronaldo, con 15, el alemán Gerd Muller (14), el brasileño Pelé y el francés Just Fontaine (13). Klose está empatado con el húngaro Sandor Kocsis y su compatriota Juergen Klinsmann.