El Club América ha destacado por ser el principal exportador a Europa en el último año. Con una ganancia económica de 54.8 millones de dólares, por posicionar nombres como Guido Rodríguez, Edson Álvarez, Diego Lainez, entre otros.

En las operaciones hay tres principales actores: los dos clubes involucrados y el representante del futbolista. El Economista platicó con el agente de jugadores Gerardo García que pertenece a la empresa You First Sports y con otro que pidió anonimato, con la finalidad de conocer el desarrollo que tienen en la carrera de los jugadores, además de su trabajo en las transferencias.

Entre los más de 100 futbolistas que representa Your Firts Sports cuentan con nombres destacados como Andrés Guardado, Néstor Araujo y europeos como Fabián Ruiz, que con un valor de 66.5 millones de dólares, es el noveno jugador más caro de la Serie A italiana.

“Tener presencia en el mercado europeo, sin duda es una gran ventaja a la hora de obtener información. Tenemos oficinas en España, Francia, Italia, México y Brasil, además de jugadores en grandes equipos del viejo continente, por lo tanto, tenemos llegada a un amplio número de clubes y eso es una garantía para posicionar a nuestros clientes”, explicó a El Economista, Gerardo García, quien recientemente se trasladó a la oficina de Niza con el objetivo de posicionar al futbol mexicano en la liga francesa.

Respecto a la negociación con el jugador consideran dos vertientes: cuando el futbolista no cuenta con los minutos de juego deseados, o cuando su nivel es superior al de la liga o club al que pertenece y busca un cambio.

El escenario más complejo para los agentes es el primero, porque necesitan buscar a un equipo de menor nivel o bajar de categoría. La otra circunstancia es la ideal, porque se encargan de sondear las distintas opciones para analizar cada una de las propuestas para el club y jugador; así, ambos hacen su elección.

Respecto a la relación con el deportista, los agentes buscan un vínculo directo.

“Estamos pegados al jugador, los ves mínimo una o dos veces por semana, tenemos contacto por mensaje y teléfono, además de verlos en los días de partido. Viajo a cada uno de sus encuentros, es una especie de amistad con ellos, conoces a sus familiares”, comenta a este diario una agencia que pide su anonimato.

La labor del representante, involucra estar a cargo de las distintas tareas que rodean la profesión del futbolista.

“Les ofrecemos un servicio integral. Esto quiere decir que sólo se debe ocupar de rendir en el terreno de juego. Contamos con diversos departamentos como legal, financiero, comunicación, patrocinios, lifestyle, entre otros y todos están a disposición del jugador”, dijo García.

El representante se convierte en el vínculo directo para llegar al futbolista. En casos como patrocinios es común que cada uno cuente con una marca específica deportiva que utilice; la elección comienza por parte del futbolista, que expresa su deseo por una firma y después, el representante se encarga de buscarlos para llegar a un acuerdo.

Cuando se trata de un jugador consolidado, se reciben varias ofertas de relaciones comerciales deportivas y de otros ámbitos, se informa al cliente, y él toma la decisión final.

Aunque la relación representante-futbolista puede darse en distintos lapsos de sus carreras, lo ideal es que una agencia comience a la par de la carrera del jugador para que ambos crezcan de la mano. Así es como los agentes constantemente asisten a partidos de divisiones menores. Haret Ortega en el primer partido del América en el C2020 realizó su debut y pertenece a la agencia You First Sports.

[email protected]