El regreso del futbol de Primera División a Ciudad Juárez, después de casi una década de ausencia, incrementó el interés y la demanda de los aficionados para asistir a los partidos de local de FC Juárez.

Durante los seis torneos que Bravos participó en Liga de Ascenso, el mejor registro de asistencia promedio al estadio Benito Juárez fue durante el torneo Apertura 2018. Entonces cada partido de local recibió 8,659 aficionados.

Álvaro Navarro, vicepresidente deportivo de FC Juárez, indicó que durante las primeras semanas que pusieron a la venta las Bravo Cards, el abono anual para partidos de local, vendieron 14,000 asientos, y la demanda de aficionados para asegurar su lugar en los partidos de local no se detenía.

“Lo más importante es que tengamos a los aficionados interesados en apoyar a su equipo. Eso es lo que más nos motiva, el apoyo de la afición, que es lo más importante y a quien nos debemos”, afirmó.

Tan sólo por la cifra de abonados para Liga MX, FC Juárez aumentará en 61% el récord de asistencia que el equipo registró en Liga de Ascenso, y respecto al último torneo el aumentó será 2.5 veces más.

“La ciudad está volcada con el equipo. Respondieron muy bien a la venta de las Bravo Cards”, añadió Álvaro Navarro.

Tan sólo por la venta de abonos, FC Juárez tendrá asegurado en cada partido de local durante toda la temporada 2019-2020 71% del aforo del Estadio Olímpico Benito Juárez, mientras que el resto de las entradas las reservará el club para cumplir con compromisos comerciales con patrocinadores, logística y venta al público en general.

Los abonos para la temporada tienen un costo promedio de 4,196 pesos, con un rango de precios que va desde 1,945 a 7,290 pesos.

El costo de la Bravo Card para Liga MX registra un ligero incremento de 19.9%, aunque el club eliminó un descuento de 25% por compra anticipada que realizaban los aficionados la temporada pasada. En su lugar, Bravos implementó un abono por dos años donde el precio unitario de la entrada más barata llegaba a 86 pesos por juego.

“Nos debemos a la afición y recibieron con muy buen agrado la noticia de que tuvimos la oportunidad de poder adquirir la franquicia de Liga MX. Desde que salimos a la venta, hemos tenido una gran respuesta, y ya tenemos cerca de 14,000 abonos vendidos, y se siguen vendiendo”, señaló Navarro.

Otra de las características que tiene FC Juárez es una ciudad fronteriza como sede, variable que, al igual que Xolos en Tijuana, aprovecha para poner a la venta abonos para los aficionados del futbol en El Paso, Texas, poniendo a disposición dos oficinas de venta de abonos.

El abono por dos temporadas tiene un costo promedio de 6,740 pesos, y el precio unitario por cada partidos durante los dos años se ubica entre 86 pesos, como mínimo, y 324 pesos.

“Estamos enfocados en el compromiso que hemos tomado, y agradecidos con cada uno de los clubes que nos dieron la anuncia para participar en Liga MX. Estamos enfocados a ser un equipo fuerte, un equipo competitivo”, dijo el vicepresidente sobre los objetivos de la franquicia que revivió el interés del futbol en la frontera de Chihuahua.

[email protected]