Todos los conductores reconocemos las ventajas y comodidad que representan el hecho de contar con un vehículo: la libertad de seguir el camino que deseamos y el momento en el que iniciamos la marcha. Pero, ¿qué sucede cuándo tenemos que afrontar situaciones estresantes como el tener que buscar un lugar para estacionarnos? Por eso Bosch, el fabricante Ford y las instalaciones del estacionamiento desarrollado por la inmobiliaria Bedrock se unen en este proyecto de investigación.

Se trata del primer estacionamiento automatizado de Estados Unidos. No es el primero en su tipo pues recordemos que hace poco más de un año Bosch equipó con una tecnología muy parecida al estacionamiento del Museo Mercedes-Benz en Alemania.

De esta forma Ford Motor Company, el complejo Bedrock y Bosch ya operan este plan de demostración que utiliza vehículos Ford Escape que pueden conducirse y estacionarse por sí solos dentro de este estacionamiento.

La investigación se lleva a cabo en el vecindario de Corktown, el sitio del nuevo distrito de innovación en movilidad de Ford, anclado en Michigan. El distrito atraerá a innovadores y disruptores de la movilidad de todo el mundo para desarrollar, probar y lanzar nuevas soluciones para resolver los desafíos del transporte urbano, mejorar el acceso a la movilidad y prepararse para un mundo autónomo.

Estacionamiento seguro

Los vehículos de prueba de Ford equipados con la tecnología de conectividad operan de forma automatizada mediante el lenguaje de comunicación de Vehículo a Infraestructura (V2I), y con la infraestructura inteligente de Bosch. Los sensores del estacionamiento reconocen y determinan la localización del vehículo para tomar el control, incluida la función de detección de peatones y de otros peligros. Si se presenta el caso, la red puede detener al vehículo inmediatamente.

El principio de operación de este centro inteligente considera que el conductor dejará su vehículo en un área designada y usará una aplicación previamente descargada en su teléfono inteligente para enviar el vehículo a una maniobra de estacionamiento automatizada. Los conductores también usarán la aplicación para solicitar la devolución de su vehículo. De esta forma se ganará en la eficiencia en la inversión de tiempo y de consumo de combustible pues no será necesario estar dando vueltas buscando un lugar disponible.

Movilidad integral

El proyecto de demostración puesto en marcha en las instalaciones de Bedrock reúne la experiencia y avances desarrollados por Ford, al agente inmobiliario más grande de la ciudad de Detroit, Bedrock, así como al proveedor más importante de tecnología de la industria automotriz, Bosch. Este esfuerzo es un ejemplo de que la movilidad inteligente del mañana requiere de la participación de diferentes actores.

El proyecto de demostración permitirá a las tres empresas obtener información valiosa sobre la experiencia del usuario, el diseño del vehículo, el diseño de la estructura del estacionamiento y la aplicación para expandir la tecnología y su aplicación.

Soluciones integrales

El resultado de la operación y puesta en marcha de los estacionamientos automatizados aportan valor a los propietarios de este tipo de lugares al permitir un uso más eficiente de los espacios al poder acomodar hasta un 20 por ciento más de vehículos. Este modelo de operación automatizada puede adaptarse a todo tipo de estacionamientos, ya sean centro comerciales, hospitales o de cualquier tipo.  El potencial además considera que un vehículo, además de conducirse a un lugar de resguardo, también podrá conducirse a áreas específicas dentro del complejo para servicios específicos como la carga de la batería de vehículos híbridos o eléctricos o el servicio de lavado.

autos@eleconomista.mx