Nuestro país tiene una estrecha relación con el automovilismo. Además del aspecto deportivo están quienes saben apreciar (y pueden adquirir), las más exquisitas piezas creadas por marcas de renombre a nivel mundial. Eventos como la Carrera Panamericana, celebrada en los años cincuenta, generó en muchos mexicanos el interés por los fabricantes internacionales y sus autos. Los equipos oficiales de Mercedes-Benz, Ferrari, Porsche, Osca Maserati pusieron a rodar por primera vez en nuestras carreteras modelos como los Mercedes 300 SL, Ferrari 375 Plus y 212 Inter o Lancia D24.

Así que cuando te cuente sobre los siguientes autos estoy seguro que pensarás que se trata cualquier otro país. Para ello platiqué con dos jóvenes mexicanos, que además de ser fanáticos de los autos y contar con importantes plataformas digitales, están en contacto con los dueños de este tipo de vehículos. Por un lado, está Daniel Palestino, creador del sitio Autos Exóticos México, y Fernando Urquiza cuyo canal de Youtube, Fercho Urquiza, tiene poco más de 400 mil seguidores.

De antaño

Coleccionar y poseer unidades como éstas no es algo nuevo, por ejemplo, el presidente Adolfo López Mateos tuvo varios modelos de las italianas Maserati y Ferrari como los 5000GT, Mistral y 250 GT Pininfarina Coupe. De hecho, se sabe que ordenó la construcción de un garaje en el Autódromo Hermanos Rodríguez, pues era frecuente que el mandatario probara sus autos en el circuito recién inaugurado. Para Palestino, “en nuestro país hay muchas colecciones algunas muy específicas, de acuerdo a gustos que son muy diferentes. Hay quien colecciona solamente Ferrari, y que tienen 20 unidades, hay quien colecciona solo Lamborghini y tienen uno de cada versión. También hay muchas colecciones de autos americanos. Por ejemplo, está la colección de @Don_Huayra (personaje de la red social Instagram), que nos permite ver algunos de sus autos como el Bugatti Chiron, Pagani Huayra, Aston Martin One - 77, McLaren

Senna, Porsche 918 Spyder… en dos años que ha traído coches a México ha cambiado mucho el panorama; tan solo a los dueños porque hay quienes no los sacan y quienes sí los conducen.” Además @Don_Huayra posee uno de los diez Apollo Intenza Emocione construidos en el mundo. Ese hypercar tiene un motor V12 atmosférico que desarrolla 780 CV y una caja secuencial Hewland de 6 cambios; su estructura de fibra de carbono pesa solamente 1,250 kilogramos. El precio del Apollo IE es de 2.3 millones de euros o algo así como 54 millones de pesos.

Para alucinar

Otros vehículos que ocasionalmente “salen a estirar las piernas” por las calles de nuestro país son el Bugatti Chiron, Veyron y EB110, Ferrari Monza SP2, Pagani Huayra, McLaren Senna, Lamborghini Centenario, por mencionar algunos. “De la edición SLR McLaren, de Mercedes-Benz, considerando las versiones Roadster, SLR 722 y Stirling Moss, hay en México 17 unidades, dos de ellas son Stirling Moss. De Ferrari hay 9 ejemplares de LaFerrari y 2 de LaFerrari Aperta”, asegura Daniel. También menciona autos tan especiales como la unidad número 6 construida en la historia de Lamborghini, un Mercedes-Benz 300 SL Gullwing que perteneció a Pedro Infante que originalmente era blanco pero que el dueño actual le cambió el color, así como un Lamborghini Miura SV que fue de Rod Stewart y un Lamborghini Diablo SE30 que fue propiedad de Jay Kay, líder de la banda Jamiroquai, y que apareció en el video de la canción “Cosmic Girl”.

Para Fercho Urquiza la lista se hace más grande con las 3 unidades del Alfa Romeo 8C Competizione así como el único Ferrari Enzo que tiene al descubierto la fibra de carbono, material con el que está fabricada su carrocería. “Por ejemplo, del Porsche 918 Spyder al menos hay 10 en México, así como 2 Koenigsegg aunque ya los chocaron. De colecciones te puedo decir que hay una de Mercedes-Benz, que es de un mexicano que vive en Miami y que tiene los modelos que te imagines; de Ferrari hay 2 y muy grandes. Hay varios Porsche 959, Ferrari F40, un Lamborghini Miura SV”.

Clásicos

Y en esta clasificación hay modelos cuyo precio llega a las nubes o más allá. Para Daniel Palestino el más importante es un Ferrari 250 GT LWB California Spider, de 1958, que se subastó en Pebble Beach, en 2016, en 9 millones 905 mil dólares, que al tipo de cambio actual son casi 196 millones de pesos. “Podría ser uno de los coches más caros que hay en México sino es que antes se encuentra un McLaren F1 que llegó a México en diciembre de 1997 y del que no se sabe nada. Solo hay por ahí dos fotografías, es el chasis 039”.

Para Urquiza el vehículo más exótico y especial es también un Ferrari. “De clásicos está un Ferrari 275 NART, es uno de los 10 que se fabricaron y es el único color azul; su  

precio se acerca a los 30 millones de dólares (más de 590 millones de pesos). Es el coche más caro que hay en México y punto”.

marcos.martinez@eleconomista.mx