La exposición Yo transporto, del arquitecto Giandomenico Tonatiuh Pellizzi, tiene como objetivo principal reflexionar en torno a la globalización del sistema del arte contemporáneo, refiriéndose al desplazamiento de obras, artistas, discursos y experiencias culturales.

Pellizi se propuso en esta ocasión transformar el espacio de exhibición de la Sala de Arte Público Siqueiros (SAPS) en una caja a gran escala que sigue la referencia y estética del embalaje con el que se recubre y mantienen diferentes piezas de arte, en un contenedor de 9.5 x 8 x 3.5 metros. En éste, las personas podrán entrar, experimentar y sentirse obras de arte por un día.

El público podrá sentir que está entrando al interior de una caja de embalaje de transporte de arte. Esta idea surge desde el hecho de que estas cajas de embalaje son contenedores que transportan, albergan y protegen los objetos culturales de valor social, cultural e histórico, y que circulan por el mundo , indicó el artista.

Esta monumental obra, que estará del 10 de febrero al 15 de mayo, podrá desmembrarse en 171 partes individuales diferenciadas entre sí por sus formas, algunas en dimensión y otras planas.

Hicimos el cálculo de la producción de toda exhibición y también el costo operativo del museo durante el periodo de duración de la muestra. Sumamos todo eso y lo repartimos en 171 fragmentos que conforman la instalación, entonces coleccionistas y beneficiarios del museo pueden apoyar y participar en la exposición al financiar un fragmento que después se llevarán, convirtiéndose así en cómplices del proyecto agregó Pellizzi.

Yo doné todas las piezas a la asociación Amigos de la SAPS, y quienes decidan financiarlas, al ser piezas de transporte, se les enviará como una caja , detalló.

El contenedor siguió una estricta fabricación a base de madera, polines, triplay, recubrimiento de interiores en ethafoam (espuma de polietileno).

De igual manera, en la sala hay una zona lúdica e interactiva en donde los asistentes podrán observar y revisar cada uno de los planos de esta construcción, así como los informes y escritos previos. También una maqueta a pequeña escala del gran contenedor, realizada con los mismos materiales. Las mesas y el taller en el que se trabajaron estas grandes piezas y las 171 partes en miniescala que podrán tocar y reconocer.

Pellizzi menciona que su obra, que se presenta por primera ocasión de forma individual en México, tiene diálogo con el trabajo de Siqueiros, debido a que cuando él trabajó en los murales del Polyforum, los denominó transportables , ya que tenía la idea de que el arte pudiese llevarse a otros públicos y fuera más accesible.

Córdova Plaza, una de las compañías transportistas más importantes de arte en México, apoyó y colaboró en la fabricación de las cajas, además de donar la espuma de polietileno.

Sala de Arte Público ?Siqueiros

Tres Picos 29, Polanco

Martes a domingo, 10 am a 6 pm

?Entrada:? 14 pesos