Como parte del compromiso que Volkswagen tiene con el medio ambiente, el pasado 21 de julio se llevó a cabo The Beetle Immersion (el hundimiento de la escultura The New Vocho) en el parque nacional marino de Cancún, con el objetivo de crear un arrecife artificial y preservar la vida marina. La escultura The New Vocho fue hecha de silicona y fibra de vidrio. Una réplica en tamaño al Beetle con un peso de más de 4 toneladas. La escultura fue cubierta de cemento Portland marino, que es más resistente a la corrosión y 20 veces más fuerte que el cemento normal, con propiedades similares a las de la roca natural que permitirá que corales, esponjas y algas se asienten en la estructura y así atraer a otras especies marinas como erizos, cangrejos, langostas, tortugas de carey, entre muchas más. Para más información puedes visitar http://www.vwthinkblue.mx/TheBeetleImmersion/