¿Cómo es que llegamos a una situación de estar en la casa encerrados, y con una pandemia que afecta a tantos millones de personas?, lo importante es que la interpretación de todos estos procesos no esté basada en conceptos sobrenaturales o el oscurantismo, sino en elementos científicos, dice Julia Carabias Lillo, una de las figuras más notables en México en materia ambiental.

Esta semana, El Colegio Nacional, del cual ella es miembro, lleva a cabo de manera virtual la Semana del Medio Ambiente en tiempos de pandemia. Desde este lunes y hasta el viernes 5 de junio a las 6 de la tarde, el público en general podrá seguir la transmisión en vivo o grabada para disfrutar de cinco charlas con temas como: Naturaleza y pandemia, Desarrollo sustentable, Cambio climático, Desarrollo rural y La opinión de los más jóvenes, con la participación de académicos destacados como Rolando Cordera, José Sarukhán, Alejandra Rabasa, Adriana Lobos, Gustavo Gordillo, Fernando Tudela, Enrique Provencio, Xóchitl Ramírez, entre otros.

En voz de la coordinadora y participante de este evento, Carabias Lillo, la intención del Colegio, al ser una institución cuyo objetivo es la difusión de la ciencia y la cultura, es aportar elementos para que la sociedad esté enterada con claridad de esta relación humano-naturaleza y cómo nos afecta. “Nos damos cuenta de que el tema del medio ambiente no se encuentra en el debate, al mismo tiempo nos percatamos de que el origen de este problema es una mala relación entre la sociedad y la naturaleza, pero no nos queda claro por qué y se convierte en una cosa abstracta, un dogma”.

“Esta es una de las grandes lecciones de esta pandemia, hoy los científicos han estado abocados a hacer investigación muy rápida para entender con mucho detalle las características del virus y poder encontrar alternativas médicas y de vacunas, pero también sirve para poder explicar dónde está el origen”.

De eso se trata este seminario, “estamos abordando la relación con otros organismos y su equilibrio, este se ha roto en muchos casos porque hemos ido deforestando y defaunando, al ir extrayendo la fauna de los ecosistemas sin ningún tipo de control y conocimiento, además de reducir sus espacios, generamos un desequilibrio, que, por las características de nuestra era con mecanismos de globalización y comunicación, se expande de manera muy rápida”, dice la bióloga.

En entrevista, agregó que tenemos que evitar crisis más profundas y esto solamente se dará a través de una adaptación distinta, que implica una transformación de fondo. “Hoy se ha puesto en evidencia que el modelo económico que se ha seguido es el que ha provocado todos estos procesos de disrupción con la naturaleza, tenemos que encontrar los caminos en que los procesos de reactivación económica y social incorporen los criterios ambientales”.

Por ello, dentro de las sesiones también se incluirá el tema de cambio climático, “si no se hacen cambios profundos y radicales en el impulso de sectores productivos menos demandante de energía, agua y minerales, la pandemia será solo el inicio de muchas situaciones  muy difíciles para la humanidad”, aseguró que esta pandemia es una lección porque el cambio climático puede ponernos en situaciones muy difíciles para la vida de los humanos, “tenemos entonces que frenar, por ejemplo, el uso de los combustibles fósiles y acelerar esta tendencia”, concluyó.

¿Quién es Julia Carabias Lillo?

Cientifica mexicana (Ciudad de México, 1954). Bióloga y maestra en Ciencias por la UNAM, donde es profesora de tiempo completo desde 1987. Fue secretaria de Medio Ambiente, Recursos Naturales y Pesca del Gobierno de la República de1994 a 2000. Sus estudios han sido referentes internacionales en materia de ecosistemas, conservación, medio ambiente y biodiversidad. Desde 2017 forma parte de Evaluación Global Ambiental de la Plataforma Intergubernamental sobre Biodiversidad y Servicios Ecosistémicos (IPBES) de la ONU. Ese mismo año el Senado de la República le otrogó la Medalla Belisario Domínguez,la más alta distinción civil otorgada por el Estado mexicano, “por su distinguida contribución al cuidado del ambiente”. En 2018 ingresó a El Colegio Nacional.

En 2014, a propósito de su secuestro en la selva lacandona, el ahora secretario de Educación Pública, Esteban Moctezuma Barragán, escribió en este diario: “Julia es una de las mexicanas más valiosas que conozco. Su compromiso no es de una ecologista que desde la ciudad promueve la conservación, sino de un científico que vive en la selva e investiga, propone, impulsa y desarrolla proyectos con el binomio conservación ambiental-sustentabilidad de las comunidades”.

[email protected]