Paipai es la lengua materna del pueblo indígena homónimo ubicado en Baja California. Forma parte de las 64 lenguas indígenas que existen en el territorio mexicano con menos de 100 hablantes, de acuerdo con el Instituto Nacional de Lenguas Indígenas (INALI), y que tienen muy alto riesgo de desaparecer sin dejar registro.

En un esfuerzo para documentar este legado cultural, Google creó "Endangered Languages", una plataforma colaborativa en Internet donde cualquier persona puede identificar y compartir materiales relacionados con las lenguas indígenas, ya sea en video, imágenes o documentos. El objetivo: evitar la desaparición de lenguas como Paipai.

Endangered Languages cuenta con un mapa que muestra dónde están ésas lenguas, pestañas para descargar información y compartirse archivos desde YouTube (video), Picasa (imágenes), documentos en Google Apps o archivos en Google Drive", explicó Miguel Ángel Alva , director de Marketing de Google México al presentar la plataforma.

De acuerdo con el INALI, en México se tienen contabilizadas 68 grupos de lenguas indígenas, con un total de 364 variaciones lingüísticas, aunque cada una de ellas es tratada como una lengua distinta.

"Endangered Languages" es una iniciativa global que busca preservar las más de 7,000 lenguas nativas que hay en el mundo, 3,000 de ellas en peligro de extinción; y en la que participan organizaciones como la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO, por su sigla en inglés).

En México se sumaron el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), el Instituto Nacional de las Lenguas Indígenas (INALI) y la Universidad Nacional Autónoma de México y el Gobierno del Distrito Federal.

¿QUÉ HARÁN?

Javier López Sánchez, director del INALI, detalló que este Instituto publicará la información de las lenguas indígenas en México que tiene identificadas así como su nivel de riesgo de desaparecer; también dará detalles del catálogo de ubicación y amenazas de las agrupaciones y variantes lingüísticas.

El INALI pondrá a disposición de los usuarios de la plataforma la información cartográfica (ubicación) de cada una de las lenguas indígenas que se tienen registradas; los avances de las de escritura de las lenguas, producción editorial y discográfica, y las acciones que se han emprendido para fortalecer y revitalizar las lenguas.

Estamos vinculándonos con los pueblos indígenas, con los investigadores locales de los pueblos indígenas, con universitarios para hacer la catalogación de las lenguas. Ahora mismo estamos trabajando en 17 estados de la República pero nos falta muchísimo. El cálculo que tenemos de documentación es al 2014", dijo López Sánchez en entrevista.

La idea de esta tecnología es que, además de las instituciones, los mismos hablantes de las lenguas puedan documentarlas para que se pueda fortalecer el uso y la presencia de las lenguas indígenas.

Para lograrlo, se deberá trabajar en políticas públicas enfocadas a la mejora de la calidad de vida para satisfacer las necesidades básicas de alimentación y vivienda, y al desarrollo de infraestructura para el acceso de las tecnología a estas comunidades, consideró el titular del INALI.

¿POR QUÉ DESAPARECEN LAS LENGUAS INDÍGENAS?

Discriminación, segregación de las lenguas indígenas en las esferas públicas y la pérdida interés de los mismos hablantes por preservar su lengua materna provocan su desuso y eventual desaparición.

"Los números son apocalípticos, se pierde una lengua cada dos semanas. Los hablantes están abandonando sus lenguas en aras de conseguir mejores oportunidades", lamentó el doctor Francisco Barriga Puente, coordinador nacional de Antropología del INAH.

"Una de las tareas que tenemos es mejorar las actitudes, y esto debe pasar por todos los hispanohablantes. El aprecio hacia las lenguas en general y a las indígenas en particular, debe estar en la conciencia de todos. Se debe eliminar la subestimación prejuiciosa de las lenguas", consideró Barriga Puente.

Para combatir la discriminación, Javier López Sánchez, director del INALI, urgió el fortalecimiento de las iniciativas del uso de las lenguas en la vida pública y privada. Ejemplificó el doblaje de los anuncios televisivos de actualización de la credencial de elector que el IFE realizó este año.

En palabras de Alfonso de Maria y Campos, director general del INAH, al morir una lengua, "un mundo desaparece, porque desaparece una forma de pensar" que es imposible rescatar incluso con traducciones.

julio.sanchez@eleconomista.mx

APR/JSO