La séptima edición del festival de Son Jarocho. Fiesta de las Jaranas y las Tarimas se realizará con el recurso de las dos secretarías de Cultura, de la Ciudad de México y federal.

Y se llevará a cabo del 25 al 28 de abril en el Aula Magna José Vasconcelos y en las áreas verdes del Centro Nacional de las Artes (Cenart) con un programa que reunirá a más de 100 músicos y especialistas vinculados con esta práctica tradicional con una antigüedad de poco más de 300 años.

“Este festival es de parte de la ciudadanía, además de que tenemos el apoyo de la Secretaría de Cultura de la Ciudad de México, del Cenart y de la Secretaría de Cultura federal”, dijo en entrevista con El Economista el director y productor del proyecto Eduardo Lizalde Farías.

“Hace varios años, cuando nació esto, pensamos que hacía falta un festival con estas características en la Ciudad de México y fuimos construyendo un modelo de encuentro de son donde los representantes más importantes de esta tradición que se da en el sotavento mexicano (que abarca los estados de Tabasco, Veracruz y Oaxaca) tuvieran la posibilidad de mostrar su trabajo, sus palabras y sus reflexiones frente al público de esta ciudad”, explicó.

El músico también dijo que desde los inicios de este encuentro, los realizadores se mostraron sorprendidos por la cuantiosa asistencia de público a las actividades en los que destacan conciertos, pláticas, talleres, y en esta séptima edición, habrá un agregado gastronómico.

“Fuimos desbordados desde el inicio y hoy creemos que se está consolidando este ejercicio cultural, tenemos varios grupos importantes del sotavento, además de cuatro vertientes como oferta principal: conferencias, talleres gratuitos para compartir los conocimientos vinculados a la jarana, con el verso, con la poesía y también hay una oferta gastronómica de los pueblos originarios de la Ciudad de México”, comentó el productor Eduardo Lizalde.

Sones y comida tradicional en un mismo espacio

Entre los alimentos tradicionales que albergará el Cenart se podrá encontrar comida nixtamalizada, nieves xochimilcas, tamales rituales de haba y frijol, zacahuiles de la huasteca y bebidas de cacao.

“Consideramos importante incluir estos productos porque creemos que la gastronomía es una parte sustancial de la cultura nacional y no queríamos dejarla de lado. Estamos contentos porque el público además de zapatear, aprender a tocar instrumentos y disfrutar los conciertos, podrá comer sabroso”, declaró.

Para este propósito, los organizadores del encuentro han invitado a seis cocineros tradicionales, como un primer experimento al conjuntar la música y la gastronomía tradicional.

Serán cuatro días en los que además se realizarán presentaciones de libros y fandangos.

El programa contempla conferencias que se llevarán a cabo el 25, 26 y 27, desde las 10 de la mañana, a cargo de destacados exponentes del son jarocho, como Andrés Moreno Nájera, Gilberto Gutiérrez Silva, Ramón Gutiérrez Hernández, Santiago Gutiérrez Rebollo, Santiago y Gaudencio Escribano.

En los conciertos participarán: Los Cotorritos y Sol de Amanecer, provenientes de la zona nahua y popoluca de Veracruz; Son de Madera, La Familia Escribano, Tlacuatzin (único grupo huasteco), Cucalambé, Zenén Zeferino y su Sonoro Sueño, Los Cultivadores del Son, Los Carretoneros, Caña Dulce, Caña Brava, Mono Blanco y Tapacamino Colectivo Musiquero, entre otros.

El viernes 26 y sábado 27 se impartirán talleres gratuitos de arpa, jarana, son jarocho para niños de dos a seis años, pandero, versada, zapateado, guitarra de son, instrumentos graves y afinaciones antiguas en la guitarra.

[email protected]