En 1943 un grupo de mexicanos notables, entre los que se encontraban Diego Rivera, Enrique Chávez y el doctor Manuel Sandoval Vallarta, fundaron una institución cuyo principal objetivo era difundir el conocimiento entre la población. Su sede, un edificio en la calle de Donceles, en el Centro Histórico de la Ciudad de México.

Por sus conferencias y cursos se le empezó a llamar El Colegio Nacional, como explica el doctor Ranulfo Romo (Ures, Sonora, 1954), presidente en turno del colegio (que es también conocido sólo por sus siglas: ECN).

“Comenzó atendiendo a la población del Centro, luego a la de toda la Ciudad de México. Hoy damos conferencias en todos los estados (de la República), ninguno se nos escapa”.

“Y ahora queremos extendernos a Estados Unidos, atender a la población mexicana en California, Arizona, Texas; en fin, ahí donde haya inmigrantes mexicanos, latinos y hasta estadounidenses que también se interesan en nuestras labores”.

El futuro de ECN es hoy: el uso de tecnología para llegar a la mayor parte de personas en el mundo.

Y el futuro del colegio pinta femenino, pues a decir de Romo, quien habla con la autoridad de ser el presidente en turno, es urgente que haya más mujeres entre los grandes pensadores de la institución.

“Cuando yo era estudiante en la Facultad de Medicina en la UNAM 70% del alumnado éramos hombres, hoy 70% son mujeres”. ECN no puede ser ajeno a esta realidad: hay cada vez más mujeres en lugares de conocimiento, poder y sensibilidad. Pero de esto hablaremos más adelante.

75 años al estilo ECN

ECN también tiene un acuerdo con su homólogo de Francia, el Colegio de Francia. Tres miembros del colegio francés vendrán cada año a dar conferencias y tres miembros del colegio mexicano irán a Francia a responder la cortesía y difundir la labor intelectual en nuestro país.

Así celebra ECN sus 75 años, pensando sobre todo en su futuro, pero con un presente sólido que involucra una serie de actividades imperdibles.

Una de las más fascinantes es el Simposio Arturo Rosenblueth, uno de los pioneros de la cibernética inteligente.

“Rosenblueth y el matemático Norbert Wiener plantearon la posibilidad de adaptar los procesos biológicos a las máquinas, en especial la relación cerebro-máquina”, explica Romo.

Otro evento de interés es la conferencia de Alain Prochiantz, presidente del Collège de France, con el tema “Qué hay de joven en el viejo”, sobre cómo el circuito cerebral puede mantenerse joven sin importar la edad biológica.

Todo este mes ECN tendrá jornadas del conocimiento, sobre el arte, la historia, la política y otros ahondan profundamente en la cultura mexicana y el mundo.

Consulte el programa completo en www.colnal.mx.

El conocimiento no tiene cuota de género

El Colegio Nacional no ha sido ajeno a la controversia. La más reciente es la de la falta de mujeres entre sus miembros. Actualmente, explica Romo, hay tres mujeres entre los 40 miembros fijos de ECN. Muy pocas, sin duda.

¿Hay un sesgo de género, sufre la institución una afección de misoginia? Romo niega que sea así.

Ingresado en el 2011, el doctor Ranulfo Romo dice que desde que fue aceptado él nunca ha percibido ningún sesgo en contra de las mujeres notables en la ciencia, el arte y la cultura toda.

“Es muy necesario que entren mujeres (al colegio), es una de nuestras prioridades. En este momento tenemos dos sillones vacíos: el que ocupaba Ramón Xirau y el de recientemente fallecido doctor Octavio Novaro”.

“Los puestos son vitalicios. entonces, no es fácil el flujo constante de miembros. Tenemos precandidatas muy interesantes para ocupar esos sitios”, afirma.

La competencia por los asientos, dice el doctor Romo, es simétrica entre hombres y mujeres: “Aceptar a mujeres sólo por ser mujeres la disminuiría, queremos que entren por su importante aportación al conocimiento”.

El doctor Romo dice que ingresar al colegio no sólo es un honor, sino también una responsabilidad.

“La cosa no termina ahí, hay que estar preparado para dar de 20 a 30 conferencias al año, publicar artículos (...) Desgraciadamente no pueden ingresar todos los mexicanos valiosos porque tenemos un número fijo de miembros (40 en total, de los cuales 37 están activos, pues el ingresado más reciente es el cineasta Alfonso Cuarón, que dará la conferencia que lo acredita como parte activa del colegio en julio)”.

El proceso de ingreso tiene su interés. Una vez que hay un sitio vacío, los miembros de ECN discuten varias veces la posibilidad de que entre tal o cual personaje, al que han seguido a lo largo de su trayectoria.

Eso, por supuesto, incluye a mujeres destacadas en materia de ciencia, arte y cultura.