Covestro y Greenlight for girls (g4g) han generado una alianza para inspirar a niñas entre 11 y 15 años a romper los paradigmas que existen respecto al sexo femenino y su rol en la ciencia. Con sede en la Planta Santa Clara ubicada en el Estado de México, cerca de 130 niñas del municipio de Ecatepec tuvieron la oportunidad de acercarse a la ciencia y la tecnología a través de actividades interactivas que les brindaron una nueva visión acerca de ser las científicas del futuro.

“No me esperaba esto, me la estoy pasando superbién, me estoy sintiendo una gran científica”, platica Joana Hernández Hernández de 13 años, durante el encuentro. “La verdad creí que era muy difícil y estoy cambiando de opinión, acabamos de hacer slime (goma viscosa y no tóxica), aprendimos a hacer energía con frutas y prender un foco, además de gusanos de polímeros. Me gusta que haya mujeres científicas para que puedan experimentar con cosas que nos importan a nosotras”.

Por su parte, Lorena Itzel Espinosa Ramírez, de 12 años, asegura que le gustaría practicar esto más seguido, “como en mi familia no hay ningún científico, pensé que era complicadísimo, pero ya vi que es fácil y divertido, estaría bien que las mujeres fueran tomadas en cuenta en este tipo de prácticas, porque las mujeres valemos lo mismo que un hombre, sería muy padre que las mujeres que quieran estas carreras puedan lograrlo”.

Agregó: “Cuando llegue con mi mamá le voy a decir que experimenté cosas geniales, aunque yo pensaba ser abogada, a lo mejor me enfoco en alguna ciencia, es divertido traer la bata y ensuciarse las manos”.

“Que nadie les diga que no pueden”, ésa es la premisa de estos talleres, explica Loredana Vivaldi, embajadora de g4g. “Cuando trabajamos con niñas de Latinoamérica, donde todavía hay preconcepciones sobre las mujeres que estudian y su rol como ama de casa, se hace indispensable un esfuerzo con las más jóvenes, pues hacer un cambio en al menos 2% de ellas será importante”.

Loredana explica que en g4g son muy perseverantes y consistentes con el modelo, que por supuesto se actualiza y tropicaliza, pero el ADN es el mismo. “Son talleres interactivos, para que las niñas principalmente se diviertan y vean la aplicabilidad de la ciencia de tal manera que se interesen en inventar algo, usen su imaginación y se sensibilicen, ésa es la tarea”.

Sobre la experiencia de trabajar con México, la representante asegura que ha sido increíble, “primero, el entusiasmo de las niñas, que se involucran y son muy agradecidas, el equipo de Covestro también es muy empático con la causa y el espíritu latino se aprecia, al saber que tenemos pocas oportunidades de hacer estos ejercicios, intentamos sacarles mucho jugo, ha sido una gran labor”.

Que más empresas se unan

Iván Cid, responsable de Comunicación de Covestro México, explica que decidieron asociarse con g4g por el compromiso de hacer del mundo un lugar mejor, “estamos convencidos de que eso lo podemos hacer no sólo a través de nuestros productos sino de alianzas que nos puedan ayudar a influir, estamos muy alineados con los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU, uno de ellos tiene que ver con el papel preponderante de la mujer, queremos ser mucho más inclusivos y que se tome en cuenta a mujeres en áreas que normalmente han estado ocupadas por hombres”.

Falta mucho, “la realidad de las niñas que acudieron a este evento es adversa, son de comunidades muy alejadas, en los cerros de Ecatepec, donde se viven problemas de inequidad y dificultades que no imaginamos”.

Pero “para ellas desde recibir la invitación ya está haciendo una diferencia, nosotros fuimos personalmente, con una invitación impresa, queríamos que se sintieran nuestras invitadas especiales, sus caritas eran de sorpresa y no lo podían creer, normalmente ellas no bajan de la zona que habitan, es complicado medir el impacto, pero si nosotros podemos lograr en alguna de ellas sembrar la semilla, estaremos cumpliendo con nuestro objetivo”.

Éste es un proyecto que entusiasma tanto a quienes trabajan en esta empresa, que esperan poder seguir aumentando el número de niñas invitadas cada año, además de invitar a más empresas a que se unan a este tipo de ejercicios para fomentar la ciencia.

El rol de las mujeres en la ciencia

De acuerdo con el informe de la UNESCO, sólo 35% de los estudiantes matriculados en carreras vinculadas a la ciencia, la tecnología, las ingenierías y las matemáticas en la educación superior son mujeres.

Greenlight for girls (g4g) es una organización internacional dedicada a inspirar a niñas de diversas edades y entornos a formarse en estudios y carreras STEM, acercándolas al mundo de la ciencia de una forma innovadora y divertida.

Desde su creación, g4g ha inspirado a más de 25,500 estudiantes, familias y comunidades mediante la realización de más de 190 eventos y actividades interactivas y prácticas en seis continentes con la ayuda de 4,800 voluntarios para mostrar la diversión en STEM.

[email protected]