Tijuana es la nueva serie de Netflix grabada en México que construye su trama a partir de noticias que han impactado la libertad de expresión, y el oficio mortal que supone ser periodista en el país más peligroso para ejercer esta profesión en América Latina.

Según datos de la organización Artículo 19 que da protección y acompañamiento a periodistas, durante el sexenio pasado de Enrique Peña Nieto, 47 periodistas fueron asesinados y cuatro permanecen desaparecidos, además de que se registraron 2,502 agresiones en contra de comunicadores, lo que representa un alza de 129% en comparación con el sexenio de Felipe Calderón.

Esta producción hecha por la plataforma de streaming de alcance mundial muestra el día a día de un semanario llamado Frente Tijuana, en la frontera norte de México con Estados Unidos, una rutina que involucra la vida de editores, fotógrafos y reporteros.

A la cabeza está uno de los actores con más experiencia haciendo crítica a la realidad mexicana desde su oficio interpretativo, Damián Alcázar, que en la serie aparece como Antonio Borja, el director editorial del Frente Tijuana, quien vive comprometido con hacer periodismo de calidad para sus lectores; sin embargo, su ética profesional le pondrá desafíos mortales que no sólo tienen repercusiones hacia él, sino a su familia, trabajadores y allegados.

Pero esta historia no sólo retrata la que en el argot periodístico se hace llamar la vieja guardia que representa Antonio Borja, en la serie también las nuevas generaciones del periodismo toman un papel protagónico con su ímpetu de buscar respuestas, como lo encarna el papel de Gabriela Cisneros, una joven reportera que sufrirá las peripecias de un oficio difícil, de mañas y en el que también estadísticamente es más violento para mujeres, con un aumento de 512% de agresiones cometidas a mujeres periodistas.

¿Qué es ser periodista?

La actriz Tamara Vallarta, quien interpreta a Gabriela en la serie, reconoció en entrevista con El Economista que antes de colaborar en esta serie su idea del oficio periodístico era carente, pero que después de participar en Tijuana se siente privilegiada de ser ella la que cambie la figura del periodista en el imaginario de la sociedad mexicana.

“En esta historia del semanario están unas voces con mucha experiencia, con muchas cicatrices y que trabajan bajo mucha cautela con estrategias, pero también están estos chamacos que son Malu, Andy y Gabriela que van con todo y empiezan a darse cuenta de los peligros que eso implica y entonces es tal cual, la vida dándoles de madrazos por su profesión, porque así es nuestro país, y es así como ellos aprenden a no meterse en problemas y poder seguir luchando desde su trinchera”, expresó.

“Cuando me dijeron que tenía el personaje de Gabriela empecé a hacer toda la investigación sobre la profesión de periodista, tengo una amiga que es reportera que llegó a trabajar con Miroslava Breach (asesinada en el  2017 en Chihuahua), entonces me fui a platicar con ella y me empecé a dar cuenta de todo el dolor que tienen los periodistas como personas y como profesionales, esta experiencia me dejó mil libros que leer y artículos y documentales”, comentó Tamara.

“¿Qué aprendí de todo esto? Yo pienso que me hizo aprender que yo también tengo una responsabilidad con los mensajes que doy y que soy muy privilegiada de poder llevar este mensaje, de poder honrar una profesión. Yo, antes de Tijuana, asumía que los periodistas dan las noticias, y que se arriesgaban mucho en México, pero no era realmente consciente de todo lo que pasa, de lo que es esta pasión por decir la verdad, por abrirnos los ojos a todos, y saberlo me dejó con una sensación de deuda; los periodistas tienen una labor importantísima para la sociedad y nosotros no la apreciamos”, lamentó.

Esta serie que se grabó en las inmediaciones de Tijuana y en la Ciudad de México, dijo la joven actriz, “busca que nos volvamos más sensibles al tema. Ahora nosotros llevaremos este mensaje que los periodistas nos han intentado comunicar y no hemos hecho caso”, aseguró.

Tijuana

“En Tijuana nos recibieron con todo el amor y el cariño, los tijuanenses son la onda, no nos pasó nada, no hubo ningún tipo de peligro, ni amenaza, nos tocó una Tijuana generosa, segura y acogedora”, dijo Tamara Vallarta.

“Estuvimos allá un mes donde se trabajaron los exteriores y uno que otro interior y aquí en la Ciudad de México se hicieron casi todos los interiores”.

“Leí de un periodista que el primer capítulo de la serie lo hizo llorar, en sus palabras éste decía que en las tomas de la manifestación por la muerte de Iván Rosas se puede ver que así son las manifestaciones que se hacen todos los años por los periodistas asesinados. Yo me pregunto ahora, ¿por qué no estamos todos ahí? No es sólo un periodista para los periodistas, es un periodista que cuenta historias, y esas historias eran para todo México”.

La serie reúne también el talento de Rolf Petersen (Lalo Ferrer), Roberto Sosa (Iván Rosa), Claudette Maillé (Federica Almeida) e Iván Aragón (Andy Borja) que llevan sus días bajo el compromiso de publicar la verdad a pesar de las consecuencias que esto les conlleve.

[email protected]