Teatro en Corto es un negocio que funciona muy bien y es muy noble. Nosotros recibimos las ?propuestas y cada productor hace una inversión económica en su obra y nos convertimos en socios de ellos y entregamos al público un buen producto , señaló Paco?Lalas, quien junto a Lolita Cortés y Fernando Lozano desarrollaron la idea.

El concepto cuenta con dos sedes: Yosemite 40, en la Nápoles y en Coyoacán, Moctezuma 76. El formato es el siguiente: nueve obras distintas en los cuartos de una casa. Las funciones se dan cada media hora y el espectador decide qué quiere ver.

Debido al éxito de la Nápoles, abrimos en Coyoacán. Las casas se han ido adaptando, ya tenemos dos y vamos por una tercera; esperamos en septiembre inaugurarla y nos piden que sea en el Centro de la ciudad o en Satélite. Pero aún no lo decidimos , explicó.

Paco Lalas expresó que cada vez reciben más propuestas de directores, actores y productores que buscan estar en las temporadas de Teatro en Corto.

Revisamos muchas obras, vemos que sea un buen producto, hacemos ensayos generales y revisamos todos los detalles para tener una buena obra que llame la atención del espectador .

¿Cuál crees que sea el éxito de Teatro en Corto?

Ahora que los tiempos han cambiado y que en 140 caracteres nos expresamos; pues obvio también que en 15 minutos queremos ver una obra de teatro con una trama, un desarrollo y un final. Tenemos grandes actores y buenas propuestas.

Además de darle la oportunidad a nuevos creadores y actores jóvenes; cada vez más famosos entran al concepto como: Edgar Vivar, Sergio Basáñez o Lilia Aragón, entre otros

Son muchos los que han trabajado aquí y salen muy felices de vivir esta experiencia y de la cercanía con el público. Aquí sabes sí el público se ríe o no, nada de que estaba oscurito y no pude ver la respuesta. Sin duda se vuelve un experimento muy interesante para los actores y para el púbico , finalizó.

La experiencia teatral

Asistí al arranque de la quinta temporada de Teatro en Corto en Coyoacán. Es jueves por la noche, cada obra cuesta 80 pesos, pero existen varios paquetes, por ejemplo, tres obras por 195 pesos.

Elegí dos obras, la primera es Se aceptan mascotas que transcurre dentro de una habitación diseñada como un elevador. Ahí, el espectador está de pie y se coloca junto a la pared dejando un espacio para Betty Monroe, quien da vida a una vecina obsesionada con el orden y su gato.

En un ambiente claustrofóbico, le reclama a un vecino mientras el público se involucra con la historia, siendo testigos y vecinos de una discusión que acabará de manera inesperada. Una comedia ligera y entretenida.

Tras la función de 15 minutos se da una pausa para cambiar de cuarto y obra; la siguiente elección es Payaso que se escenifica en la parte alta. Aquí, el espacio es pequeño, apena una banca y unos bancos de plástico, enfrente, una mesa y casi a oscuras.

Pablo Mendizábal da vida un payaso. Mientras se maquilla y caracteriza bromea sobre su profesión y la vida. Los asistentes ríen, son el público perfecto; sin embargo, el comediante guarda un secreto que revelará al final y que sin duda toca el corazón de cada uno de nosotros en un monólogo extraordinario.

Teatro en Corto es una experiencia interesante donde efectivamente el espectador disfruta el teatro de una manera diferente a estar sentado en una butaca.

Aquí, el público vive las obras desde adentro y se rompe la cuarta pared ; en esto reside el éxito de un concepto exitoso que cada vez es más popular en México.

[email protected]