El consumo vía streaming finalmente resultó el salvador de la industria musical en México... y en el resto del mundo. En nuestro país, sólo en el 2017, escuchar música vía alguna plataforma representó 87% de las ventas digitales, que alcanzaron 94.21 millones de dólares.

Mientras que la industria musical en México tuvo ingresos totales por 137 millones de dólares en el 2017 con un crecimiento de 7.9%, respecto al 2016, cuando se reportaron 133.5 millones de dólares.

Esto, según datos del Global Music Report, publicado por la Federación Internacional de la Industria Fonográfica (IFPI).

Una buena noticia para la industria, pues la crisis sorprendió a las disqueras: sólo del 2013 al 2017, las ventas de música en formatos físicos cayeron 58.1% con pérdidas millonarias; mientras los “cedes” caían en ventas, se incrementaba hasta 154.6% las ventas digitales.

En ese mismo periodo, los ingresos por streaming aumentaron en 633.2% y los ingresos físicos se desplomaron.

Pero ahora, con la consolidación de las plataformas digitales de música como Apple o Spotify, el streaming representó “87% de las ventas digitales el año pasado, convirtiéndose por primera vez en la principal fuente de ventas del sector en el país al llegar a los 94.21 millones de dólares de enero a diciembre”, señalan los datos proporcionados por la Asociación Mexicana de Productores de Fonogramas y Videogramas, AC (Amprofon).

¿Qué funcionó?

“La facilidad para acceder a los contenidos de música a través de diversos dispositivos, aunado a los diferentes planes de suscripción a las plataformas digitales de streaming, contribuyeron a que los ingresos en streaming se conformen en 68% de planes por suscripción; 12% planes gratuitos y 20% por videostreaming”, se lee.

De acuerdo con el Reporte Global de la Música, publicado por la IFPI, del total de ventas de música en México en 2017, 79% fue por ventas digitales, 15% físico, 4% por derechos de comunicación pública y 1% de sincronización.

Según los datos, escuchar música en streaming trajo consigo el desplazamiento de las descargas de música, que para 2017 sólo representaron 13% de las ventas digitales en el país, es decir, 10.70 millones de dólares.

Hoy, la piratería física ya no es un problema, el enemigo es la piratería digital y la famosa brecha de valor. “Hoy, servicios como YouTube, que ha desarrollado una sofisticada plataforma de música on demand, usan esto como un escudo para evitar la licencia de música como otros servicios digitales, alegando que no son legalmente responsables por la música que distribuyen en su sitio. Es necesaria una acción legislativa para asegurar que las leyes de la responsabilidad por derecho de autor están aplicadas correctamente y de forma coherente, de modo que las plataformas no puedan reclamar que no necesitan licencia para distribuir música”, explicó Moore.

aumentan los ingresos globales

El mercado de la música grabada mundial aumentó 8.1% en 2017, su tercer año consecutivo de crecimiento desde que IFPI comenzó el rastreo del mercado en 1997..

“Los ingresos por streaming crecen 41.1% para convertirse en la mayor fuente de ingresos, motivado por 176 millones de usuarios con cuentas de paga de audio”.

Según las cifras en el documento, el streaming representa 38.4% del total de los ingresos de la música grabada y su crecimiento ha compensado con creces una disminución de 5.4% en los ingresos físicos, y una disminución de 20.5% en los ingresos por descargas.

Por primera vez, el ingreso total digital del año pasado (54%) representó más de la mitad de todos los ingresos.

Sin embargo, el IFPI aclara que “por tercer año consecutivo, la industria creció luego de 15 años de una disminución significativa de los ingresos. Pero a pesar de un reciente estímulo, los ingresos de 2017 siguen siendo sólo 68.4% del pico del mercado en 1999.

“La industria está en un camino positivo de recuperación, pero es muy claro que la carrera está lejos de ganarse.”, señala Frances Moore, directora ejecutiva de IFPI.

Moore explica: “Las compañías discográficas continúan con sus esfuerzos de poner a la industria de regreso a un camino estable, para ello, continuamos con la campaña de arreglar la brecha de valor. Esto no sólo es para que la música prospere en el mercado global actual, sino para crear el entorno justo para que lo haga en el futuro”.

El IFPI es la organización que promueve los intereses de la industria discográfica internacional en todo el mundo. Sus miembros forman parte de unas 1,300 empresas importantes e independientes de 58 países. También cuenta con grupos nacionales de la industria afiliados en 57 países.

[email protected]