En el Centro Histórico de la Ciudad de México, la historia se lee sobre las piedras, que se niegan a dejar de dar la novedad, desde más abajo de los cimientos de los portentos arquitectónicos que han acreditado a esta como la “Ciudad de los palacios”. Si esas piedras hablaran, por lo menos serían bilingües, puesto que la gran mayoría formó parte de las edificaciones prehispánicas de México-Tenochtitlan y, con su caída en 1521, gradualmente fueron integradas a las construcciones virreinales.

La actual sede matriz del Nacional Monte de Piedad, al costado poniente de la Catedral Metropolitana, se erige en uno de los predios que ostentan más historia en el continente americano. Este terreno fue parte del islote fundacional de la urbe mexica, en 1325, que más tarde se fue extendiendo hacia la superficie lacustre.

Ahí se edificó el palacio del sexto Huey tlatoani mexica Axayácatl y, después de la caída del imperio, con las mismas piedras se levantó la morada del conquistador Hernán Cortés. Parte de los restos de ambos palacios fueron descubiertos durante los trabajos del Programa de Arqueología Urbana (PAU), que laboró en este edificio a la par del proyecto de restauración y readaptación del inmueble emprendido por el Patronato del Nacional Monte de Piedad, entre 2014 y 2018, y encabezado por el arquitecto Armando Chávez.

Desde el Palacio de Axayácatl, convertido en cuartel general de los conquistadores,  el 30 de junio de 1520 las tropas de Cortés, al verse sitiadas por las huestes mexicas, con quienes las tensiones se habían agudizado después de la matanza de la fiesta de Tóxcatl, en mayo de ese año, ordenada por Pedro de Alvarado, emprendieron la retirada con dirección a Tlacopan (hoy Tacuba). Este hecho derivó en una matanza de soldados españoles durante su repliegue y el suceso conocido como la “Noche triste”.

“Lo que consideramos desde un principio, cuando empezamos a ver todo el proyecto, es que, más que el edificio en sí mismo, se trata de la ubicación y la carga histórica. Podríamos decir que es un predio que en 700 años ha tenido tres dueños: los emperadores del linaje de Moctezuma II, Hernán Cortés con sus descendientes y después el Monte de Piedad”, comparte Pedro Romero de Terreros Gómez Morín, patrono secretario de la institución prendaria y descendiente de Pedro María Romero de Terreros y Ochoa de Castilla, primer Conde de Regla, fundador en 1775 del Sacro y Real Monte de Piedad de Ánimas, institución que en 1836 comenzó con la compra gradual de las casas en las que este predio se dividió durante los años de la Colonia y ese mismo año comenzó la mudanza de la institución a esta ubicación.

Más que un edificio, se trata de un complejo de 12 inmuebles distintos, cada uno con características y niveles diferentes entre sí, pero interconectados en este laberinto de rincones históricos recuperados y espacios modernizados, desde los hallazgos recién reportados, hasta aquellas referencias de la época virreinal, como el hallazgo de frescos del siglo XVIII que aguardaban debajo de las capas de cal que se aplicaron en sus muros a lo largo de los siglos, o la propia Capilla de Ánimas, fundada en 1848 y donde se ofrecían hasta 12 misas diarias, misma que tres siglos antes fue la Contaduría General del Marquesado del Valle de Oaxaca, donde se rendían cuentas a Hernán Cortés; e incluso el patio principal de estilo colonial en cuyo techo le fue añadido el vitral lumínico “Versión celeste”, del artista Vicente Rojo. En este inmueble se ha incorporado la tecnología de punta y la arquitectura moderna no como una invasión sino a manera de apuntalamiento del esplendor de su patrimonio. De esa manera, se declara listo para seguir siendo parte de la historia.

Fechas clave en la historia del inmueble

1325

Se funda México-Tenochtitlan en el islote del Lago de Texcoco. Durante los trabajos de investigación para la restauración del inmueble se confirmó que formó parte del terreno firme donde inició la construcción de la urbe prehispánica.

1469 -1481

Periodo durante el cual estuvieron edificadas en esos predios las casas viejas conocidas como Palacio de Axayácatl, Huey tlatoani mexica.

1519

El Huey tlatoani Moctezuma II permitió a la comitiva de Hernán Cortés alojarse en las casas viejas que habían pertenecido a su padre.

1521

Tras la caída de Tenochtitlan, se convirtió en Palacio del conquistador Hernán Cortés.

1525

El Palacio de Cortés pasó a ser la sede del primer Cabildo de la Nueva España y del Marquesado del Valle de Oaxaca, concedido a Cortés en 1529.

1775

Pedro Romero de Terreros funda el Sacro y Real Monte de Piedad de Ánimas.

1836

El Nacional Monte de Piedad adquirió los predios e instaló su matriz en el inmueble, a un costado de la Catedral Metropolitana.

Ca. 1933

Se concreta el Pasaje Central, la primera gran obra que finalmente liga las 12 casas adquiridas. Se suma un cuarto piso al complejo y se agrega la piedra de tezontle en la fachada.

2017-2018

El INAH realizó obras de salvamento arqueológico y halló vestigios prehispánicos y coloniales, entre ellos un relieve de la época de Axayácatl.

  • El Monte de Piedad es una de las contadas instituciones fundadas antes de la Independencia del país, entre ellas, la Lotería Nacional, el Colegio de las Vizcaínas y el Hospital de Jesús en la CDMX.
  • El edificio ha recibido la certificación LEED (Leadership in Energy & Environmental Design), que otorga el Green Building Council a edificios sostenibles y amigables con el medio ambiente.
  • El Patronato planea un proyecto museográfico para mostrar la riqueza histórica que resguarda este edificio, uno de los más antiguos y fundamentales de la vida pública del país.