Querétaro, Qro. En el último año se ha complicado acceder a fondos del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), dado que en propuestas planteadas por la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ) –a través de cinco convocatorias— solo se han aprobado 8% de los planteamientos.

Aunado a las  complicaciones para gestionar recursos, las convocatorias no han sido suficientes, refirió la rectora de la UAQ, Teresa García Gasca, durante su segundo informe de actividades.

“En 2019, al igual que los años anteriores, (la gestión de recursos) presentó dificultades ya que las convocatorias de Conacyt no han sido suficientes ni oportunas, nuestra universidad presentó 91 propuestas en diez convocatorias y de las cinco convocatorias ya cerradas se han aprobado solo 8% de las propuestas presentadas”, expuso.

En el último año, la universidad ha gestionado 28 millones de pesos ante diversas dependencias, entre ellas el Conacyt, la Secretaría de Educación Pública, el Consejo de Ciencia y Tecnología del estado, entre otros.

En tanto, el Conacyt otorgó 3.5 millones para 13 estancias posdoctorales y 600,000 pesos para dos estancias sabáticas.

“Hemos mantenido una comunicación abierta con las autoridades de Conacyt y esperamos que pronto se  restablezca la dinámica para el acceso al financiamiento de proyectos”,   señaló.

García Gasca hizo un llamado a los gobiernos estatal y federal para reforzar las asignaciones presupuestales de la universidad; pidió a la Federación que el recurso que se entregue deje de ser discrecional y que sea equitativa.  

Con un mayor recurso —dijo— se busca aumentar la suficiencia presupuestal para elevar la cobertura educativa, ya que actualmente  ingresan solo tres de cada diez jóvenes que aspiran a estudiar en la UAQ.

Exigen respeto a autonomía

En sesión extraordinaria del Consejo Universitario —con motivo del informe—, la rectora de la máxima casa de estudios exigió que se respete la autonomía de la universidad, como ha ocurrido en cerca de cuatro estados de la República, donde Legislaturas locales han modificado discrecionalmente las Leyes orgánicas de universidades autónomas.

“La  autonomía universitaria continúa siendo vulnerada, entre 2019 y lo que va de 2020, varias universidades autónomas han sufrido la intromisión de las legislaturas locales, al atreverse a modificar sus Leyes orgánicas sin autorización, hemos hecho un llamado enérgico para que esto no suceda, exigimos respeto irrestricto a la autonomía universitaria”, acotó.