Son ocho décadas de historia del Salón Los Ángeles de la colonia Guerrero, emblema del abolengo de la vida nocturna desde su apertura en 1937 y todavía inconfundible por las luces de neón que desde el fondo de la dulcería iluminan el espacio en tono flamingo. Fue escenario por antonomasia para el afianzamiento de la cultura del pachuco en la capital mexicana y es uno de los pocos espacios que han permitido su sobrevivencia hasta nuestros días.

Sin embargo, los últimos años no fueron los mejores en sus ocho décadas de fulgor. Los ingresos alcanzaban para el sustento y la nómina, pero nada más. Adicionalmente, la irrupción de la emergencia sanitaria y la falta de flujo monetario pusieron a los propietarios y herederos de este emblemático lugar en una disyuntiva: cambiar de giro comercial o abogar, contra viento, marea y pandemia, por la tradición. Mientras tanto, el 30 de julio deberán celebrar el 83 aniversario con las luces apagadas.

“Desde 2019 ya teníamos claro que estábamos en problemas económicos y decidimos emprender algunas acciones (para su reactivación). Empezamos con un programa de televisión y una mayor difusión de nuestras actividades de renta, como locación para películas. Todo ello indicaba que podría ir mejorando la situación para continuar con nuestra labor de los bailes populares con música en vivo, que han sido el motivo de nuestra existencia. Desafortunadamente, el proyecto coincidió con la epidemia, no pudimos continuar con los planes y ahora nos estamos preparando para los distintos escenarios. No sabemos qué tanto la crisis va a impedir que la gente tenga 50 pesos para venir a bailar o si  vamos a poder cobrar lo mismo, con tan poca gente, por las condiciones de distancia física”, explica a El Economista Miguel Nieto Applebaum, copropietario del salón y nieto del fundador Miguel Nieto Alcántara.

En los últimos años, el Salón Los Ángeles organizaba alrededor de 150 eventos entre los martes de danzón y los domingos de cumbia, salsa y son cubano, así como las matinés de baile, además de las veces que ha sido locación para cine y televisión. Mientras que en los bailes las utilidades eran mínimas, por los eventos especiales en un día se podían obtener ingresos superiores a dos o tres semanas de bailes, calcula el entrevistado. Lo obtenido apenas y alcanzaba para el mantenimiento, la nómina y los gastos pasivos, que se calculan en uno 250,000 pesos mensuales.

Por la contingencia sanitaria y el cese de actividades, se quedaron en pausa al menos 10 de esos eventos especiales con los que ya contaba el salón. “No sabemos si se van a retomar, porque depende de si las personas que los iban a hacer van a tener los recursos después de esta crisis económica. Es muy posible que se cancelen porque no habrá dinero”.

Visitantes distinguidos

Y pensar que en su bonanza bailaron estrellas del cine y la televisión, como Mario Moreno Cantinflas y Adalberto Martínez Resortes; intelectuales como los Nobel, Gabriel García Márquez y José Saramago, sin desdén de Carlos Fuentes y Carlos Monsiváis o de artistas como Diego Rivera y Frida Kahlo, y otros huéspedes como Fidel Castro y Ernesto Che Guevara; y ha tenido presentaciones de emblemas de la música como Celia Cruz, Willie Colón o la Sonora Santanera

Por las anécdotas que es posible evocar de este sitio, el compromiso de la familia Nieto es seguir adelante con el Salón Los Ángeles, el menos hasta donde se pueda.

“Las cosas parecen apuntar a que sí vamos a lograr sobrevivir porque sí habrá apoyo del gobierno local, federal e iniciativas privadas. No hay una oferta económica, pero sí hay una posibilidad de ayudarnos con proyectos afines. No creemos que sea ético pedir dinero con estos problemas de salud, no va por ahí; pero, una vez que esto haya pasado, podemos sumarnos a la organización de eventos culturales, funciones de las compañías de teatro y danza. Podemos ser parte de un circuito de esta naturaleza. Pero, lo primero que tenemos que hacer nosotros es sobrevivir”.

Secretario de Cultura de la CDMX

El Salón Los Ángeles, un referente de la historia urbana: Suárez del Real

El Salón Los Ángeles es parte fundamental de la vida cultural y nocturna de la Ciudad de México y en 2021, si las condiciones epidemiológicas así lo permiten, se procurará la difusión de este espacio como un referente de la historia urbana del siglo XX, incluso se hará una propuesta a la Secretaría de Turismo capitalina para la implementación de programas turísticos y culturales que lo incluyan. Esto una vez que exista una vacuna o un tratamiento para Covid-19 que permitan retomar los programas detenidos por la emergencia. Así lo dio a conocer el secretario de Cultura local, José Alfonso Suárez del Real, en enlace telefónico.

“El Salón Los Ángeles es, definitivamente, la expresión tanto arquitectónica como operativa de una época muy importante de la vida urbana de la ciudad, precisamente en la colonia Guerrero. En la vida nocturna del México de los años 30, 40 y 50, el Salón Los Ángeles representaba la opción para las clases medias o hasta clases altas con mucha mayor seguridad”, explicó el funcionario.

Explicó que, a diferencia del resto, este inmueble resistió a pesar de la urbanización de la zona “gracias al ingenio de sus propietarios, que vieron la opción de dar un sesgo cultural a su establecimiento, invitando a personalidades tanto del mundo de la farándula como del mundo intelectual, a efecto de generar como atractivo ese toque cultural”. De ahí que fueran habituales escenas como la de Carlos Monsiváis bailando con Elena Poiantowska en una fiesta organizada en honor a Carlos Fuentes.

“El salón tiene toda una historia y una presencia social muy relevante. Estoy cierto de que la acción que emprende Miguel Nieto en la búsqueda de apoyo social para sobrevivir lo va a sacar adelante como lo ha hecho su familia a lo largo de estos 80 años”, dijo Suárez del Real.

Salón Los Ángeles

  • Fundado en 30 de julio de 1937
  • Escenario de produccciones de cine y teatro, como:
  • Una gallega baila mambo, película protagonizada por Joaquín Pardavé y Silvia Pinal
  • Danzón, estelarizada por María Rojo y Tito Vasconcelos
  • Tívoli, dirigida por Alberto Isaac
  • Aventurera, la obra de teatro protagonizada por Edith González
  • Sense 8, serie de Netflix en la que apareció este espacio.

Para acercarse y aportar:

Facebook

Salón Los Ángeles Mx

Twitter

@LosAngeles

Salon