La historia de los Fox Baja Studios de Rosarito en Baja California es muy parecida al Titanic (película que se filmó ahí): fueron un éxito que lentamente se hundió hasta quedar en el abandono.

Pero hoy, según explicó en entrevista su director, Kurt Honold, los Baja Film Studios se están reactivando.

Cuando Fox anunció que se irían, las instalaciones se iban a quedar solas y no podíamos dejar que eso sucediera, pues los estudios dejaron una importante derrama económica cuando funcionaron .

Para su construcción se invirtieron cerca de 50 millones de dólares y se crearon para filmar Titanic, una de las películas más caras de su época, la cual dejó una derrama económica a Rosarito cercana a los 600 millones de pesos, según informes oficiales.

Por eso, un grupo de empresarios decidió rescatar los estudios y comenzar a trabajar para reactivarlos con el fin de que regresaran las grandes producciones a Rosarito.

En un principio, la tarea parecía fácil y algunas películas extranjeras anunciaron que se filmarían en las instalaciones, pero la inseguridad del país y la crisis económica alejaron a dos superproducciones: Las Crónicas de Narnia y Captain Nemo: 20,000 Leagues Under the Sea.

Con el casi cierre de los Baja Film Studios, la derrama económica en Rosarito se cayó y lo que en su momento pareció un gran negocio, la realidad es que desapareció.

Lo que importa para las grandes producciones es dónde cuesta más barato filmar y los estudios deben ser competitivos; por eso, el gobierno federal y estatal le tienen que entrar con apoyos para poder competir , refirió.

Por ello, en el 2010, el expresidente Felipe Calderón anunció la creación del Programa de Apoyo a la Industria Cinematográfica y Audiovisual de Alto Impacto que otorga estímulos fiscales consistentes en la devolución de hasta 17.5 % del costo de una película, siempre y cuando éste sea de por lo menos 70 millones de pesos, en el caso de producción, o de 20 millones de pesos, en el ámbito de posproducción.

Un apoyo destinado a las grandes superproducciones; pero hace unos días, el llamado Fondo ProAv redujo sus mínimos; esto quiere decir que de 70 millones bajó a 40 en gastos de producción y de 20 millones a 10 en posproducción.

Con esto y una gran labor de promoción del grupo de empresarios que lleva las riendas de los Baja Film Studio, la acción parece regresar.

En el último año, se han filmado varias películas, una de ellas es Little Boy con Emily Watson y Ben Chaplin, con una inversión de 24 millones de dólares que estoy seguro estará nominada a un Oscar ante el nivel de producción , comentó Kurt Honold.

Incluso, la noticia de Disney de reactivar la superproducción Captain Nemo: 20,000 Leagues Under the Sea podría beneficiar a los estudios, pues, desde que se planeó la producción, se pensó en Rosarito.

La estamos peleando, no podemos dejarla ir, esperamos tenerla aquí; sin duda, sería importante , agregó.

Finalmente, Kurt Honold espera que el gobierno del estado autorice una iniciativa de ley para crear un fondo especial parecido al Fondo ProAv, que sin duda ayudaría a atraer diferentes producciones a los Baja Film Studios.

CURIOSIDAD

Durante un tiempo, los Baja Film Studios ofrecieron ?recorridos turísticos para ver objetos y escenografías utilizados en Titanic. Pero, este ?año, Fox se llevó todo lo que había dejado, ante los festejos por el aniversario de la película ?protagonizada por Leonardo Di Caprio.

[email protected]