Sabrá Dios es una empresa mexicana que distribuye alrededor de 25 marcas de mezcal de regiones de Oaxaca, Durango, Zacatecas, Michoacán o Guerrero apoyando proyectos sociales y a productores locales.

Pero ahora, en medio de la crisis del Covid-19, las cosas se han complicado y, además, de cerrar su tienda, están en riesgo proyectos muy valiosos como la biblioteca El Rosario en Santa Catarina Minas, Oaxaca, talleres, becas para niños de escasos recursos y otras acciones para los maestros mezcaleros.

“El proyecto se mantiene día a día. La tienda sostiene el proyecto y el turismo extranjero es el que más compra mezcal (…) pero ahora no hay; nos bajó 80% nuestros clientes y comenzamos a sufrir”, señaló en entrevista Jacobo Márquez, socio fundador, con Alejandro Muñoz, del proyecto Sabrá Dios.

El proyecto impacta directamente a más de 300 familias y a más de 1,000 indirectamente.

“Con todo esto tuvimos que cerrar la tienda y estamos en el dilema de cómo sustentamos todos los proyectos que apoyamos, pues todo sale de las ventas. No queremos pero estamos a punto de comenzar a suspender todos los programas porque no sabemos cuándo va a terminar todo esto… creo que será hasta el próximo año que se van a normalizar las cosas, ojala sea antes, pero lo veo complicado”, agregó Márquez.

Por lo pronto, Sabrá Dios lanzará en unos días una plataforma en internet para poder seguir comercializando los mezcales de productores independientes y continuar con un proyecto autosustentable de apoyo a mezcaleros pequeños e independientes.

“También hicimos una alianza con Rancho 314 en Oaxaca que produce comida saludable y orgánica maravillosa. Vamos a lanzar una canasta con productos de  primera calidad, incluyendo mezcal para ayudarnos en estos tiempos”, explicó.  

Pero Jacobo Márquez reconoció que en algún momento tendrán que detener programas, talleres y una aula que estaba en construcción en Oaxaca.

“Nos preocupan mucho los maestros mezcaleros que pasaban por un buen momento y ahora no tienen quién les compre su producto. El 70% de su producción se vendía en Sabrá Dios y ahora tienen que parar la producción para sembrar y poder comer en lo que se normaliza todo esto pero es un problema grave”.

Una muestra  del trabajo que realiza Sabrá Dios se puede ver en Banda, un documental que dirige Carlos Armella sobre un grupo de músicos en Santa Catarina Minas, la cuna del mezcal.

“¿Qué va a pasar?, no lo sé, hasta ahora nos estamos apoyando entre todos: tiendas, restaurantes, caseros, trabajadores pero todo esta muy complicado sin apoyo (…) estamos pensando nuevas ideas para seguir (…) pero sabrá dios qué vaya a pasar”.